Yo quiero ser…


 

Imagen del golfo

RICARDO IBARRA ÁLVAREZ

Los cuatro comparten una misma característica: estaban hasta la madre de borrachos, y fue durante ese estado de irreparable embriaguez en que se encontraban, que lograron desde su soledad, desamparo y en defensa de su persona, alcanzar la fama nacional e internacional por medio de Internet, en la ventana de Youtube, un medio que se ha convertido en un resplandeciente espejo para apreciar la cultura de los mexicanos, y claro, la de los habitantes de otros países no menos universales.

 Cibernautas y personajes de la vida real se interconectan por este medio para generar, o degenerar, lo que vemos, escuchamos, sentimos, y practicamos ­­­–quizá este el punto más lamentable­­–. El que gocemos viendo a un cuate súper ebrio con una bolsa llena de envases de Caguama y que en su enloquecimiento alcanza a decir “ni mergas”, –en vez de ni vergas–. A otro que en un estado de éxtasis, sintiéndose tan fuerte que nadie lo puede tocar, o apagar –“ni la cámara”-, y que “polea contra la gente que es mala”. Uno más, “hijo del papá del dueño de la Canaca” y al que los policías supuestamente “amarraron como puerco”. Y el cuarto, mejor dicho, la última, una conductora extraviada hasta la inconsciencia que alega con unos reporteros de televisión haber sido golpeada por otro carro, cuando en apariencia fue ella quien chocó contra un poste. Este conjunto de personalidades, junto con otros más diluidos en el sistema cibernético, más los que surgirán, son descendientes de la oportunidad mediática, del momento. Y forman con sus testimonios un circo de lo circunstancial que no ha sido analizado desde el razonamiento, como si todos los que formamos parte de este complot del entretenimiento estuviéramos igual de borrachos y nos riéramos de nuestros propios amigos al ver estos episodios de la historia de personas distantes.

Susana Rosano, una periodista argentina que recientemente impartió un curso en la Universidad de Guadalajara titulado La vida como narración. Durante su presentación expuso algo que me parece importante para entender esta mediatización o globalización de las historias de los otros. Y es que el estilo de vida contemporáneo nos ha aislado tanto que nos obliga a llenar nuestra soledad con las experiencias de aquellos que viven allá afuera y que nos transmiten emociones, si bien chuscas o divertidas, pueden ser fatales y desgraciadas. Las historias de los personajes que vemos por internet nos hacen sentir menos solos, más integrados con una red social que nos hace sentir más amplios y con más extensiones humanas. Y donde la luminiscencia de la pantalla nos hace sentir cercanos a una verdad mística, casi parecida al concepto de dios. Bien dice un amigo mío que Youtube o Google o cualquier otro buscador, se acercan más bien a la figura de una secretaria de dios: envíale la pregunta y tendrás la respuesta, si es que sabes hacer el cuestionamiento adecuado.

Youtube entró en las pantallas de las computadoras mexicanas con el video Édgar se cae, en el cual puede observarse el abuso del que es víctima un chico, cuando sus amigos lo obligan, con trampas, a caer en el agua de un río. Tanto fue la fama de este video, que una empresa de alimentos contrató a estos personajes de la vida real para realizar un comercial televisivio para promocionar el consumo de galletas entre niños de primaria y secundaria.

Estos nuevos medios son una oportunidad para que seamos lo que queramos, para que nos reinventemos, y que reformemos lo que somos y queremos ser. Son los medios que tenemos los ciudadanos del mundo.

Hay que recordar que somos también lo que vemos. Si no logramos unirnos virtualmente sin hacer burla de la ignorancia, la enajenación, el abuso, la embriaguez del otro, es porque en verdad estamos demasiado solos, y no hay nadie que en verdad nos reconforte, ni nuestra educación ni nuestros valores ni nuestra búsqueda por lograr un mundo mejor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s