Detienen vecinos proyecto Nueva Vida

Ricardo Ibarra

El gobierno federal lanzó en 2007 un programa nacional para prevenir las adicciones al humo, el alcohol, las drogas. La administración de Felipe Calderón pidió levantar 320 centros “Nueva Vida” en toda la república mexicana. Son 21 para Jalisco, 2 para Guadalajara. En el fraccionamiento 18 de marzo no quieren saber nada del programa. Ayer (16 de febrero) por la mañana los vecinos de este lugar detuvieron el trabajo de un grupo de albañiles que abría los cimientos del edificio. Alzaron cartulinas, formaron una valla humana entorno al terreno, cuestionaron, gritaron. ¡No!, era el discurso colectivo.

Llegaron a la manifestación dos defensores del proyecto calderonista: Ramón López Ramos, coordinador de un centro “Nueva Vida” en Tonalá, y la regidora panista del ayuntamiento de Guadalajara, Laura Patricia Cortés Sahagún. Ninguno convenció a las decenas de mujeres que asistieron. Tampoco a la minoría masculina.

Preguntó la regidora, disminuída dentro de un círculo de personas molestas y alteradas: ” A ver señoras: “¿no quieren un lugar para prevenir a sus hijos del consumo de drogas?”. ¡No! recibió al unísono del grupo de mujeres que ayer eran una sola. Y siguió la bola: “¡Acaben mejor con el narcotráfico!”, “¡Señora!, en las elecciones nos vemos”. Risas burlonas. “Ya no votamos por el PAN”.

Los vecinos del fraccionamiento muestran su defensa. Es un acta expedida por el ayuntamiento de Guadalajara en 1971. Y dice: “en el subsuelo existe construído un acueducto”… “por tal razón no es posible autorizar construcción a ese respecto, y en este caso el ayuntamiento debe conservarlas para destinarlas a áreas verdes”.

El terreno en disputa está ubicado en la esquina que forman la avenida Miguel López de Legazpi y Jiménez de Quezada. Es un espacio amplio. Bajo la sombra, los albañiles observan al gentío, inmovilizados. Hay al fondo una manta con un NO en letras rojas y mayúsculas. Es un NO al centro de rehabiltación, un NO porque no fueron consultados, un NO al gobernador del estado Emilio González Márquez y al alcalde de Guadalajara, Alfonso Petersen Farah. Es también un NO a la impunidad. Sobre la superficie del terreno es notable cómo los constructores taparon unos cimientos previamente abiertos. “Nos dijeron que se cambiaba de lugar el edificio”, dice uno de los albañiles, “tuvimos que taparlos”. Y sobre una de las bardas libres se puede leer el nombre de un precandidato del PAN a la alcaldía de la ciudad.

En lugar de “Nueva vida”, los vecinos piden un lugar con áreas verdes y juegos infantiles, y si se puede, una cancha de futbol rápido para los niños y adolescentes que solían jugar en esta zona, ahora cubierta de piedras, arena de río, palas.

Ramón López Ramos intenta vender la bondad de un programa de prevención. A Laura Patricia Cortés ni la dejan hablar. Sí le permitieron una llamada. Desde su teléfono móvil busca a alguien. Logra una cita: Hoy (17 de febrero) a las 12 del día tienen se reúnen tres representantes del fraccionamiento, la regidora, y Guillermo Amalio Orellana Alonso, director general de Administración de la Secretaría de Salud Jalisco.

(Haz clic para leer nota en Público)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s