Benny Ibarra y sus Calaveras

Ricardo Ibarra

El Mensajero

SAN FRANCISCO.- Escapar de sus propios huesos para introducirse en los paisajes de sitios comoValle de BravoSan Miguel de Allende o Jalcomulco, en México, hasta TexasCalifornia, en Estados Unidos, resultó paraBenny Ibarra en la producción de su nuevo álbum musical: La Marcha de la Vida, del cual destaca el primer sencillo Calaveras, donde hace dueto con la intérprete oaxaqueña Lila Downs.

Este LP aparece después de cinco años de su último trabajo Así (2005). Y también da la bienvenida a sus 40 años de existencia, en los cuales ha pasado por los micrófonos del colorido Timbiriche, representaciones teatrales en Vaselina y por siete producciones originales en solitario, iniciadas con aquel sencillo Tonto Corazón, de 1992.

Son varias las distracciones de este multifacético artista mexicano: los hijos, “la señora”, los amigos, la vida social. No había tiempo para la creatividad. Hace dos años inició un viaje junto con algunos de sus músicos, y cómplices, a distintas planicies mexicanas, en la búsqueda de una nueva luz sonora. Cargaron con el equipo de grabación, compus, micros, hasta un iPhone ayudó a la tarea de registrar los innovadores sonidos de la producción, que en el camino comenzó a relatar La Marcha de la Vida.

Durante año y medio, Benny y su banda estacionaron sus afinidades en San Miguel de Allende, Guanajuato, “lugar de amigos”; Valle de Bravo, “espacio nostálgico” y Jalcomulco, “tierra de brujos y vegetación amazónica”, según descripciones del propio músico y actor. “Estuvimos en unos viajes que yo me invento, primordialmente para viajar, y segunda para hacer el disco”.

“Estas escapadas”, refiere Benny, le permitieron salir de su zona de comfort —una desgracia para cualquier ser creativo—: “Un artista cómodo no es muy útil. A un artista hay que estarlo poniendo en circunstancias que lo reten, que lo saquen de su cotidianidad y que lo inviten a concentrarse en un disco”.

La evasión “de los hijos, la señora, los amigos, el cafecito, el cine, el teatro, los conciertos” ayudaron aBenny y los otros músicos a extraer las sintonías musicales y literarias que sintetizaron en canciones como Imperfecto Amor, Siento, Perder para Encontrar, Universo, Ahí Estabas Tú, Calaveras, Vuela o La Marcha de la Vida. “Es importante salirme de esa zona para enfrentar mis demonios como compositor y como persona”, justifica Benny.

Con Lila Downs

Sí. Lo confesó. En las instalaciones de El Mensajero, cómodo en un sillón y con las expresiones largas y cansadas tras horas de vuelo, Benny Ibarra relató que tenía celos a otros intérpretes: Rubén Albarrán (vocalista de Café Tacuva), Enrique BunburyMercedes Sosa, La Mari. Ellos habían hecho dueto con la cantante mexicana Lila Downs en el disco Shake Away —donde por cierto el nombre de Albarrán para esa producción fue Ixaya Mazatzin Tleytol—. Así que fue él mismo fue quien buscó a la Downs para rendirle homenaje en su nuevo álbum.

“Yo soy muy fan de Lila, de muchos años atrás, sus discos me acercan mucho a ella y es que ella no tiene miedo de amalgamar diferentes elementos musicales y crear su propia historia, y en el Shakeaway me daban celos… Qué ganas de cantar con esta mujer, con esta maestra”, relató Benny.

Tras presentarse con ella vía correo electrónico primero, echarse unos mezcales enOaxaca, después, y hablar de amores, arte y política, Benny compuso Calaveras, exclusivamente para compartir sus voces en esta rola. “Es específicamente para ella, en todos los sentidos: sónicamente, la tesitura, el tipo de arreglo, la letra, el fraseo. Quería realmente hacer un homenaje a Lila, dentro de un disco de Benny”, explicó el compositor.

Calaveras, primer sencillo en Estados Unidos, es una canción “erótica y sensual”. Para mentes “muy cochinas”, como la de Benny, según dijo él mismo. “Decidí hacer una letra muy abierta, que no tuviese una historia fija, que no la pudieras entender de manera completa. Es una canción que necesita del receptor, del escucha, que le ponga su propia historia para complementarla. Puede ser de dos calaveras, viéndolo de manera folclorica, pero para mí es la historia de dos seres humanos que se dejan llevar por sus instintos más animales. No es una canción espiritual, es una cancion cien por ciento racional, muy de la reacción animal, de cuando alguien nos atrae”.

Las nuevas tecnologías también estuvieron presentes en la creación de esta canción. Cuando comenzó la grabación, los músicos ya estaban en el estudio, en TornilloTexas, yLila Downs en Ciudad de México. “Lo que hicimos fue que Lila grabó su voz en el D.F. y nos lo envió por Skype, y nosotros acá lo remezclamos”

Esta sintonía, Calaveras, ya está a la venta en otra plataforma de internet: iTunes, y pronto estará en las discotecas de Estados Unidos, junto con el álbum La Marcha de la Vida. Las presentaciones en concierto de estas canciones serán hasta principios de 2011, según prometieron las representantes del músico.

Encuentra más información en: http://www.benny.tv.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s