Desobediencia civil en BART

Ricardo Ibarra

El Mensajero

SAN FRANCISCO.— Que lo harán una vez por semana.

Una marcha semanal es lo que prometieron los grupos que coordinan las protestas contra las políticas públicas del servicio de transporte en la Bahía de San Francisco, BART (Bay Area Rapid Transit), que este pasado lunes 22 de agosto volvieron a desfilar con megáfonos y pancartas por la avenida Market y en el interior de las estaciones cercanas: Civic Center, Powell, Montgomery y Embarcadero.

Mantendrán las protestas hasta que la administración del servicio cumpla ciertas demandas planteadas por los manifestantes. Por ejemplo, No justice no Bart exige que no haya un departamento de policía, y sobre todo, evitar que estos utilicen armas de fuego, después de la muerte que ocasionaron a Charles Hill, Fred Collins y Oscar Grant, en los últimos tres años.

Anonymous, colectivo internacional virtual que en esta ciudad hizo presencia pública detrás de las máscaras de Vendetta, llevan las demandas más allá, al solicitar desarmar a la policía, brindarles un entrenamiento adecuado, correr al jefe de la policía del BART, Kenton Rainey, y a su vocero, Linton Johnson, —el cual consideran ha mentido a los medios informativos, tuvo la idea de anular los servicios a teléfonos móviles durante una movilización pasada y a quien miembros de Anonymous exhibieron desnudo en internet—. También están determinados a obligar al BART a declarar que no volverán a bloquear el servicio de conexión a celulares.

Mientras estas demandas no sean cumplidas, las organizaciones prometen persistir con su presencia alrededor de las estaciones del BART, una vez por semana. Las últimas tres fechas manifestaciones ocurrieron en lunes, aunque los grupos no aseguran que este día vaya a ser una constante.

Las protestas de este 22 de agosto iniciadas a las 5:00 p.m. tuvieron menos participación de ciudadanos (menos de 100, pero sí muchísimos representantes de medios y policías antimotines y motorizados), por lo que tanto el servicio del BART no fue interrumpido, como tampoco ocurrió con el transporte por la avenida Market.

Hubo dos personas arrestadas afuera de la estación de Embarcadero y otros cuatro en Market, por por protestar en supuestas zonas prohibidas.

Estas manifestaciones públicas ocurren en momentos en que de manera inaudita suceden batallas en el ciberespacio, principalmente por las revelaciones que ha hecho Wikileaks sobre las relaciones de Estados Unidos con otras naciones del mundo. Hackers integrantes de Anonymous han respaldado y apoyado las acciones de Wikileaks.

Rupa Marya, una cantautora asentada en la Misión de San Francisco, quien recién se presentó en The Independent el sábado pasado, estuvo entre los asistentes a la manifestación, pues fue ella quien atendió al indigente Charles Hill, en el Hospital General de la ciudad.

“Estoy aquí para exigir una investigación transparente de este asesinato. No hemos recibido información de este caso, ni de la ciudad ni del Bart o los medios. Es necesario desarmar y reentrenar a la policía del BART, porque obviamente abusan de su fuerza contra los ciudadanos”, expresó la también médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s