México bárbaro

Soldado custodia edificio de gobierno en centro de Guadalajara. Foto Ricardo Ibarra

Como en el porfiriato, esta época parece más una guerra de exterminio contra los pobres de México.

El reciente asesinato de Nepomuceno Moreno, un hombre que buscaba a su hijo secuestrado y que había denunciado a la policía de Sonora como los presuntos responsables, parece indicar que cualquier exigencia de justicia se paga con la muerte.

Lo más grave es que esto ocurre después de que el presidente de México, Felipe Calderón, respondió con amenazas legales a los 23,000 ciudadanos que lo demandaron ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad ocurridos en el contexto de su “guerra contra las drogas”.

Qué dijo Calderón: “el Gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan (las acusaciones) en distintos foros e instancias nacionales e internacionales”.

Una respuesta autoritaria con tintes dictatoriales y fascistas.

Un reporte de Human Rights Watch también evidencia la orgía sangrienta de policías y soldados mexicanos,con más de 200 casos de tortura, asesinato y desapariciones.

Opinión en El Mensajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s