Berta Cáceres, defensora de la vida

Los indígenas lenca de Honduras lograron detener el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, desarrollado por la mayor constructora de represas en el mundo, la compañía china, Sinohydro, y la empresa hondureña Desarrollos Energeticos SA (Desa). La batalla fue organizada por una mujer, Berta Cáceres.

En una entrevista realizada por nuestra compañera Chelis López, Berta Cáceres cuenta la estrategia de lucha que siguió el pueblo lenca para suspender las actividades del monstruo privatizador del agua en Honduras.

Además, este domingo 3 de mayo son las elecciones en Cherán, Michoacán, la tierra de la gente purépecha que logró recuperar su autonomía. Desde allá, una joven nos cuenta su forma de autogobierno y cómo ven allá a esos partidos políticos que ahora disputan los poderes públicos en México.

Anuncios

Como mexicano en el extranjero

Manifestante en marcha por la recuperación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en San Francisco. Foto: Ricardo Ibarra

Manifestante en marcha por la recuperación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en San Francisco. Foto: Ricardo Ibarra

Como mexicano en el extranjero, no he podido más que sentir dolor por lo que acontece en la gran nación mexicana. Cada hora. Cada día. Noches de insomnio. Pregunto, ¿dónde están? El Estado mexicano ha hecho todo por borrar del mapa a los estudiantes desaparecidos, promueve la mentira a través de montajes televisivos, intenta extender el alma de los 43 estudiantes de Ayotzinapa a los abismos del olvido. Enterrarlos. No los busca vivos. No los busca.

Como periodista, no puedo ser imparcial ante la situación. A diferencia del discurso hipócrita de Loret de Mola, no puedo en este caso separar el oficio, de mis pensamientos y acciones personales. No se puede censurar y tergiversar información de los acontecimientos que sacuden al país durante el noticiero en horario estelar de Televisa y en un video con supuesta producción independiente, pretender querer un mejor lugar para los hijos.

Hasta ahora, el asesinato y la desaparición forzada de los estudiantes de la Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ tiene la autoría del Estado, por acción y por omisión. Las redes sociales están plagadas de evidencias que lo confirman, tweet tras tweet, post tras post en Facebook. Son varios los medios independientes que hacen un ejercicio serio de investigación periodística, y todo lo que de ahí ha surgido… más y más casos de corrupción con vínculos entre gobiernos, policías, narcos, militares, corporativos. Todos en la misma red putrefacta, capitalista y globalizadora.

La gran nación mexicana necesita un cambio de dirección. Un cambio de gobierno. De raíz. Los jóvenes tendrán que desempeñar un papel histórico, incluso heroico, para transformar la República, por amor a la patria y por amor también a la madre tierra.

Como mexicano en el extranjero, estoy con el pueblo, y conmino a los embajadores del Estado a que adopten una postura objetiva… O están con el pueblo de México o están con el NarcoEstado. Ya el ilustre mexicano, Octavio Paz, les dio el ejemplo, cuando tras los incidentes violentos del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, decidió rendir el consulado mexicano de la India, donde desempeñaba funciones como embajador.

Tanto a los jóvenes en México, como a los mexicanos en el extranjero, les recuerdo algunas líneas de ese pensador, pero al mismo tiempo, hombre de acción, Octavio Paz, quien justo un año antes del ’68 publicó ‘Corriente alterna’, libro en el cual señalaba las diferencias entre el revoltoso, el rebelde y el revolucionario

Paz escribió que “las minorías son rebeldes; las mayorías revolucionarias”, y justo para trascender el alboroto, la revuelta debía transformarse en revolución. Marcó así las diferencias entre los tipos de lucha: “La revuelta es la violencia del pueblo; la rebelión, la sublevación solitaria o minoritaria; ambas son espontáneas y ciegas. La revolución es flexión y espontaneidad: una ciencia y un arte”.

Y la justicia, redactó Paz —un año antes de que la juventud estallara en las grandes ciudades del mundo—, era una nueva virtud descendiente de la revolución, en la cual se fundían las otras virtudes: “fraternidad, igualdad, libertad”.

Para allá vamos.

Ricardo Ibarra

Canto del indígena Seri, don Chapito

La #RutadelVenado es un proyecto transmedia para crear una audioteca en línea con las lenguas originarias vivas de México, como la voz de don Chapito, un Seri nativo de la costa de Sonora.
·
The #RutadelVenado is a transmedia project to create an online audio library with living indigenous languages of Mexico, as the voice of Don Chapito a Seri native of Sonora coast.

[‘Crowdfunding’: bit.ly/1sOX6zr]

LogoRutaVenado

The Ruta del Venado Project

Puede ser que la Ruta del Venado sea realmente un viaje eterno por el cosmos.

Puede ser que la Ruta del Venado sea realmente un viaje eterno por el cosmos. [Haz clic en la imagen para llevarte a campaña en Indiegogo]-

SAN FRANCISCO.— ¿Por qué irnos? ¿Por qué salir de nuestras casas? ¿Por qué dejar la comodidad y seguridad que guardan nuestras paredes? ¿Por qué regresar a México y emprender la Ruta del Venado? Te voy a decir por qué, porque como dijo Carl Jung (más o menos lo dijo así): “Nacimos y vivimos en un ambiente social salvaje, cruel y brutal, pero de una belleza divina”.

Porque creemos que la peregrinación solitaria es parte de un proceso infinito hacia la reintegración con el colectivo.

Esta aventura individual, compartida con elementos multimedia a la comunidad internacional por Internet, es la aventura colectiva. En ese sentido, queremos curarnos el alma, y curar el alma global, por la necesidad que tiene el espíritu de huir, de realizarse y de explorar nuevas fronteras.

Así como una película es hecha en la cabeza del espectador, queremos cambiar el mundo con quienes nos acompañen por medio de Internet, recorriéndolo. Queremos salir a las carreteras porque hemos sido obligados a trabajar y a la casa, con una violencia totalitaria y vertical, en una sistemática actitud de protección a cambio de sumisión. En ese sentido, nos rebelamos, y tomamos el riesgo de caminar, “desprotegidos”, buscando un mundo más horizontal, con más horizontes, con más abrazos.

Queremos salirnos de control, porque el Estado moderno nos ha impuesto la vida sedentaria, para dominarnos. Porque el sistema nos quiere inmóviles, quietos, individuales. Viviendo en luto por la muerte de nuestra propia existencia. Vigilados y uniformes, cuando nacimos para ser hombres y mujeres libres ,y diversos, cuando tenemos cientos de tradiciones, y en México, decenas de lenguajes.

El Estado es como ese grupo de hombres que cazan al Venado por deporte, sin una perspectiva sagrada, lo hacen porque, en el fondo de sus corazones, detestan la libertad y detestan todo aquello que se aleje del dominio total de su civilización y de su domesticación. Matan al venado y a las aves porque tienen demasiada libertad, porque se internan demasiado en los bosques, lejos de sus costumbres conservadoras.

Queremos exiliarnos para perdernos, y redescubirirnos, día tras día, reintegrarnos con los tesoros ya existentes y que son la riqueza de nuestro poder social. Nuestra partida es el remedio para enlazarnos. Queremos errar hasta refundar una nueva civilización. Romper con el enclaustramiento de nuestras voces y la confinación domiciliaria de nuestras diversas identidades. Queremos salvarnos de la muerte. Circular hasta formar un torbellino. El movimiento nunca ha sido más importante que en este momento que nos quieren aislar aún más, aplastar aún más, replegarnos todavía más.

El ciberespacio (o Constelación del Huarache, como le llamo, un poco en honor a la viajera María Sabina) es testimonio del enriquecimiento cultural vinculado a la movilidad —aunque sean viajes mentales— está implícito el mito del nomadismo intelectual o espiritual, la vida errante, el homo viato, el hombre viajero, como el Cristo, que baja y sube a los cielos para redimir la miserable condición humana.

Por eso lo hacemos. La Mesoamérica posmoderna sigue siendo migrante, con un inquieto tribalismo nómada en perpetua búsqueda de la “Ciudad Dorada”. Y quién sabe… quizá nuestro verdadero destino sea estar eternamente en camino a algún lugar, siempre sedientos, siempre cansados, y siempre en movimiento, tomándole el pulso al cosmos.

Colabora con nuestro proyecto la Ruta del Venado, conócelo. Hazle clic aquí. O en la imagen principal de este post.

Ricardo Ibarra

Maestrazos del Son Jarocho

Ya andan por la Bahía de San Francisco unos maestrazos del son jarocho: los hermanos Rubí y Liche Oseguera, en compañía del poeta y jaranero Patricio Hidalgo llegaron desde Veracruz al Sports Basement de San Francisco para compartir todo eso que es necesario para no andar haciendo el ridículo en los tradicionales fandangos, desde cómo repercutir la tarima con taconazos, formas de arpegear la jarana, hasta los estilos clásicos para componer nuevos sones y darle fuego a la garganta.

Todavía estarán por acá, así que hay que aprovecharlos. Los talleres continuarán en La Peña de Berkeley (3105 Shattuck Ave.), el jueves 12 de junio de 6 a 10 pm. Aquí el enlace. También está pendiente el concierto/fandango donde los músicos veracruzanos presentarán junto con jaraneros locales nuevos sones inspirados en el Área de la Bahía, el sábado 21 de junio.

“Revolt” with Plaza 16 Coalition

Called himself “Revolt”. He’s in the Bay Area. Sang this hip hop rhythm at a Plaza 16 Coalition event talking about gentrification in the Mission and in San Francisco, and, well, Oakland too… Also the Bay Area. Wait, ain’t this happening in all the world?

Productora de ‘Huicholes: los últimos guardianes del peyote’

El documental “Huicholes: los últimos guardianes del peyote”, dirigido por Hernán Vilchez y producido por Paola Stefani fue presentado por vez primera en la mera Sierra de Catorce, en Wirikuta, y será presentado en otros lugares de México, y por internet a escala internacional.

Conecté a Stefani, la productora, para que relatara a la audiencia de Radio Indígena su trabajo que documenta la defensa del terreno sagrado de Wirikuta y el peregrinaje de la familia Ramírez a Real de Catorce.

Dale al ‘Play’:

A zapatear, ¡pues!

Fandango en la concurrida casa de los Beltrán, en Santa Clara. [Foto: Ricardo Ibarra, editada con Painteresque]

Fandango en la concurrida casa de los Beltrán, en Santa Clara. [Foto: Ricardo Ibarra, editada con Painteresque].

SAN FRANCISCO.— Sólo esperemos que el calor persista hasta junio, cuando empiecen a repiquetear las jaranas y los taconazos en el Proyecto a Zapatear: Fandango Urbano, que organiza María de la Rosa en distintas localidades del Área de la Bahía.
Apenas esta semana pasada tuvimos días de hasta 80 grados, si sigue así la presencia del son jarocho en la bahía hará que esto se parezca más al puerto de Veracruz, con el inminente arribo de los hermanos Oseguera Rueda, Rubí y Liche, junto con Patricio Hidalgo Belli, directo desde el sureste mexicano.
Las actividades serán del 3 al 19 de junio, con talleres de jarana, versada y zapateado; presentaciones, fandangos, incluso la creación de nuevos sones, según detalló la jaranera María de la Rosa.

Así el calendario de talleres para jaraneros: 

La Peña Cultural Center | Berkeley [3105 Shattuck Ave, Berkeley]

Jueves, 5, 12 y 19 de junio. Sábado 7 de junio. Martes 17 de junio. Todos de 6 a 10 pm.

Sports Basement | San Francisco [1590 Bryant St.]

Sábado 7 de junio, de 3 a 6 pm.

Por confirmar

El fin de semana del 14 y 15 de junio posiblemente haya talleres, todavía sin lugar ni horario

 

Sones desde la Bahía

“El proyecto es escribir nuevos sones que hablen de la Bahía, con temas que son relevantes para la Bahía y que también pueden ser temas universales”, explicó De la Rosa. “Para hacer estos sones habrá una serie de eventos, para que sean de la comunidad, no de un solo artista en su cuevita escribiendo un son, estoy hablando con gente para tener más aportaciones. Son oportunidades para hablar con la gente, con la comunidad, y crear nuevas ideas para los sones”.

El sábado 21 de junio será la presentación del son, o sones, que hayan sido creados por la comunidad jaranera de la Bahía, con todo y fandango.
Para estar en conexión con los eventos, puede seguir PAZ: Fandango Urbano, en Facebook. También hay una campaña para recolectar fondos que serán destinados a los músicos veracruzanos y organizadores, en Indiegogo.com [abajo]. O puede conectarse directamente con María de la Rosa por medio de su correo electrónico: mariadlr4@gmail.com.