Why the Media Are Giving a Free Pass to Venezuela’s Neo-Fascist Creeps

Of América

Luis García Britto
Luis García Britto (Reuters/Carlos Garcia Rawlins)

April 1, 2014

The novelist, essayist, historian and playwright Luis Britto García is a titan of Latin American literature and thought, though he’s not nearly as well known on this side of the cultural border between “America” the country and América the continent. Many consider this prize-winning author the most important writer and intellectual in Venezuela. In addition to his novels and many other books on language, culture and politics, Britto García has written extensively on the role of the media in Venezuelan politics. Earlier this month,Nation contributor Roberto Lovato met with Britto García, 73, in his home in Caracas to talk about the role of the media in the current conflict.

Roberto Lovato: You’ve written a lot about the media and politics in Venezuela. How are the media behaving in the current conflict?

Luis Britto García: The current situation in Venezuela…

Ver la entrada original 1.228 palabras más

Se buscan #QueerLatinas en San Francisco

Imagen

SAN FRANCISCO.— Si eres una mujer inmigrante de Latinoamérica, mayor de 18 años,  lesbiana, ‘queer’ o simplemente te sientes parte de la comunidad LGBT (Lesbiana, gay, bisexual, transgénero), quizá te interese participar en un estudio ‘online’, que podría generar mayor oferta de servicios a  este sector de la población.

Alison Cerezo es una investigadora del sur de California que labora para el San Francisco State University (SFSU), interesada en estudiar la salud mental de las ‘queer latinas’ porque, dijo, no hay información académica en esta área, y como “todo está basado en data, sólo  teniendo esto podremos realmente hacer algo; cambiar o extender servicios”, sin necesidad de presentar documentos o papeles migratrorios.

En un café del barrio de Castro, Cerezo explicó que este estudio, que puede ser completado en internet, en el sitio: Silq14.tumblr.com, tiene que ver con la oferta de servicios a esta comunidad, “eso es lo principal”, aclaró, pero no sólo eso: “También entender que muchas de estas mujeres enfrentaron discriminación que las obligó a inmigrar a los Estados Unidos, y que aquí también batallan por el lenguaje o documentación, pero también hay mucho racismo, hay xenofobia, hay homofobia, y muchas de estas mujeres tienen muchas dificultades en torno a sus identidades y necesitan los servicios para ser reconocidas en la comunidad”.

Como investigadora, y ella misma lesbiana, Alison Cerezo refirió que las ‘queer latinas’ suelen ser rechazadas por sus familiares, y a la vez excluidas por los sistemas escolares. “Es mucho más difícil obtener educación para ser competitivo y así obtener empleos. Así que si estás marcado como ‘queer’ o transgénero o como no conforme con tu género, tendrás más dificultades”.

Todo esto atrae depresión, ansiedad abuso de sustancias como el alcohol o las drogas.  Y es ahí, señaló Cerezo, que el acceso a servicios comunitarios puede ayudar a disminuir la discriminación que enfrentan las mujeres ‘queer’ y el impacto en su salud mental. 

En el estudio en línea pueden participar mujeres identificadas como queer, en cualquier parte de Estados Unidos, aunque la prioridad es conocer a las que viven en el Área de la Bahía o en California. La encuesta pretende alcanzar a 200 personas antes de agosto.

Radio Indígena: 10 años

Radio Indígena_10 años

¡CUMPLIMOS 10 AÑOS!

Descarga nuestro canto de celebración: “Al Sonar de las Campanas”. Una producción realizada por Radio Indígena junto con el equipo de Round Whirled Records:

Una auténtica mujer amazónica…

Lejos del mito, Ruth Buendía Mestoquiari es una auténtica guerrera amazónica.

Ha defendido a los Asháninka y sus tierras en la amazonía peruana, obligando al gobierno y empresas trasnacionales a detener la construcción de una red de carreteras e hidroeléctricas en el proyecto denominado Pakitzapango, que arrasaría la vida y cultura de más de 10 mil nativos, por lo cual recibió en la ciudad de San Francisco el Goldman Environmental Prize a principios de mayo de 2014.

El Corazón de la Misión | Heart of the Mission

Los residentes del barrio de la Misión en la ciudad de San Francisco, California, continúan con la defensa de sus hogares ante el inminente aburguesamiento del vecindario por el arribo de foráneos pudientes vinculados con el desarrollo tecnológico de internet. ‘Vieocumental’ proyectado en la calle 24 en el décimo aniversario del MAPP, el sábado 7 de diciembre.

Residents of the Mission District in San Francisco will keep defending their homes before the imminent gentrification of the neighborhood by the arrival of wealthy foreigners linked to the development of internet technology. ‘Videocumentary’ screened on 24th Street during the 10th Anniversary of MAPP, December 7th.

Cartel expuesto en el Eric Quezada Center durante la filmación de 'El Otro Barrio'. | Foto Ricardo Ibarra

Cartel expuesto en el Eric Quezada Center durante la filmación de ‘El Otro Barrio’. | Foto Ricardo Ibarra

Procesión por la muerte de la Misión

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

—MANIFIESTO—

Procesión por la muerte de la Misión

La Misión está agonizando. El desplazamiento forzado que hoy viven muchas familias y residentes del barrio está en un nivel crítico. Estas familias no soló han vivido aquí por muchos años, sino que han contribuido a formar la identidad de nuestro barrio. Identidad hoy amenazada por los especuladores de bienes raíces y por los nuevos residentes que llegan dispuestos a pagar ridículas sumas de dinero por el alquiler o la compra de una casa. Este mural fue inspirado por la impotencia y la frustración de ver cómo nuestro barrio, La Misión, agoniza. El desplazamiento forzado es un asunto grave que está cambiando las tradiciones y la diversidad cultural que han caracterizado a este Distrito por más de un siglo.

El diseñador de este mural, Dennis Maxwell, con un grupo de artistas, y miembros de la comunidad del barrio La Misión, entre ellos algunos que han sido directamente afectados por los desplazamientos forzados, se reunieron para realizar este mural en denuncia a la crisis de desalojos. Entre los colaboradores están el pintor y muralista, Pancho Pescador, Indira Urrutia, César Augusto Oyagata (Tukuy), Chelis López, Ricardo Ibarra, Alejandro Meza, Todd Brown, Alberto Toscano, Ariel López.

[Marcha “Our Mission, No Eviction”. Sábado 12 de octubre. 2:00 p.m. Calle 24, entre York y Hampshire].

Patriotismo con latas de spray

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SAN FRANCISCO.— Este 1 de septiembre, el Palacio Legislativo de San Lázaro —sede del Congreso de la Unión— en la Ciudad de México, se convirtió en un fortín: un cerco con vallas de más de tres metros de altura, un anillo con seis mil policías, y detrás de ellos, elementos federales recubiertos con cascos, escudos y arreos para las piernas. Más caballería y dos tanquetas listas para entrar en batalla, según había descrito El Universal.

El motivo de tal operativo era resguardar la seguridad de los congresistas que asistieron al primer Informe de Gobierno de quien ocupa la silla presidencial en México, Enrique Peña Nieto.

Al respecto, el periodista mexicano Julio Hernández López escribió en su columna, Astillero: “El ocupante del ejecutivo y los congresistas están cumpliendo con sus guiones impopulares en medio de enormes aparatos de protección, tras vallas múltiples de miembros de fuerzas armadas civiles y militares, incapaces de tomar contacto libre y abierto con las masas a las que supuestamente representan y a cuyo interés supremo se dice que están sirviendo”.

Esos “guiones impopulares” a los que se refiere Julio Hernández son el resultado de la alianza entre partidos políticos llamado Pacto por México, que tiene como objetivo aprobar cambios en la Constitución política mexicana por medio de la Reforma Energética, Educativa y Fiscal, lo cual ha motivado movilizaciones en las principales calles del Distrito Federal.

Manifestaciones con pintura

“Estos cabrones (los partidos políticos) se quieren chingar todo”, decía uno de los manifestantes  con los que viajó este reportero rumbo al consulado mexicano de San Francisco cerca de la medianoche de ese domingo 1 de septiembre.

Unos días atrás recibí la invitación para cubrir “unas manifestaciones” en los consulados mexicanos del Área de la Bahía. Esa misma noche, quienes me convocaron a la “cobertura” y pidieron no ser mencionados por su nombre, graffitearon y estamparon esténciles en las bardas de los consulados de San Francisco y San José con mensajes, como: “El petróleo es del pueblo”, “CNTE en la lucha”, “APPO” (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca), “#ChingasatumadreEPN”, “Acá nadie se raja, Pemex no se vende”, “Vende Patrias (en alusión a Enrique Peña Nieto)”.

Respecto a esta acción, El Mensajero buscó  alguna respuesta por parte del nuevo cónsul mexicano en San Francisco, Andrés Roemer Slomianski, conocido en México por sus relaciones con el Grupo Salinas, dueños de TV Azteca, y otras empresas.

Gabriela Márdero, de la oficina de prensa del consulado contestó mediante un correo electrónico: “Andres Roemer aún no toma posesión como cónsul. Por otra parte, las autoridades se encuentran investigando la vandalización del Consulado (delito tanto aquí como en México), por lo que no creo que sea posible comentar este asunto con los medios de comunicación”.

Oficialmente no ha sido presentado al público mexicano de la Bahía, aunque en Wikipedia  su perfil dice: “Actualmente, el Dr. Roemer funge como Cónsul General de México, en San Francisco, California, EE.UU., ratificado por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el 31 de agosto de 2013, y enviado por el Ejecutivo Federal, Lic. Enrique Peña Nieto”.

Por cierto, Peña Nieto no pronunció el tradicional discurso priista en su primer Informe de Gobierno. Al igual que su antecesor panista, Felipe Calderón Hinojosa, tan sólo envió un documento al Congreso de la Unión.

Noche de pinta

El grupo que me contactó para la cobertura de la protesta me citó en una residencia de esta ciudad de San Francisco, cerca de la medianoche. Tras dar los últimos retoques a los carteles que pegarían —lo capté en video sin mostrar rostros ni voces a petición de ellos— nos dirigimos en su auto a la primera estación, el edificio ubicado en 532 de la Calle Folsom.

La presencia de un joven velador —quien jugueteaba con su teléfono celular— no inquietó a los cuatro manifestantes, a pesar de que estaba sentado justo detrás de una ventana con vista a la calle. A discreción, sellaron con engrudo los carteles encima de la fachada y rociaron las latas de spray en los espacios con aluminio. Dejaron libres las ventanas. La poca luz pública en esta zona de la ciudad, más la agilidad de los participantes, facilitaría la operación que transcurrió en unos cinco minutos.

En camino a la siguiente parada, el inmueble del 2125 Zanker Road, en San José, uno de los manifestantes decía que era necesario que los políticos mexicanos supieran que “desde acá estamos viendo sus chingaderas”.

“Tenemos que ponernos las pilas para que la gente que está acá también se dé cuenta, porque acá no ponen nada en las noticias. Y la mera neta es que están vendiendo todo el pinche país”. Este reportero fue el único invitado y la protesta no fue mencionada en ningún otro medio.

Transmitieron un mensaje a los consulados: “Esto fue por la represión reciente a los manifestantes del domingo (1 de septiembre). Que sepan, si nos vuelven a tocar, a quitarnos nuestro derecho a la libre manifestación, no los vamos a dejar descansar”.

Ya pasada la medianoche del 2 de septiembre, las calles de San José parecían desoladas. Ni siquiera un carro pasó frente al consulado durante los cerca de 10 minutos que duró la pega de los cartelones y las pintas con mensajes subversivos.

Al terminar y de vuelta en el coche, otro de ellos mencionó, aliviado: “Ahora sí me siento limpio. Saqué todo lo que tenía que sacar”.

“Esto es hacer patria, compa”, dijo uno, lejos del suelo mexicano.

Publicado en El Mensajero

#1SMX: Respuesta al gobierno de Enrique Peña Nieto desde California

Recibí una llamada la mañana del 1 de diciembre. Unos chavos querían responder desde el Norte de California a la represión del gobierno de Enrique Peña Nieto a los distintos movimientos sociales concentrados en la Ciudad de México: CNTE, YoSoy132, anarquistas.

En pocas palabras, me decían que si el gobierno mexicano golpea, “nosotros respondemos acá”.

La pinta de los consulados mexicanos en San Francisco y en San José la noche de ese 1 de septiembre, me contaron, fue la respuesta general al saqueo de los recursos naturales, a la represión de las comunidades autónomas, a las reformas que buscan entregar la riqueza de México a los extranjeros: Laboral, Energética, Educativa, Fiscal… y a un virtual 1er Informe de Gobierno que refleja la paranoia de un Estado impuesto a millones de mexicanos.

Queda aquí pues el registro de la memoria captada por la impaciente cámara de video.