Cultura y resistencia nativa en América, cuatro podcasts de Radio Indígena

Cantos pai pai · Delfina Albáñez entona las canciones del desierto de Baja California

Yaquis en defensa del agua · El vocero Tomás Rojo habla de la Caravana por el agua, el territorio, el trabajo, la vida en México

Julieta Casimiro · La zapoteca de los hongos sagrados en Oaxaca

Berta Cáceres · Historia de la mujer que detuvo a la compañía constructora más poderosa del planeta

Yaquis en defensa del agua, de la vida…

Los Yaquis lo dicen tan simple: sin agua, sin territorio, sin trabajo… no hay vida.

Escucha al vocero de la tribu Yaqui, Tomás Rojo, desde la ‪#‎CaravanaPorLaVida‬, que atraviesa el territorio mexicano por tres rutas, hasta alcanzar la Ciudad de México el viernes 22 de mayo.

Cantos pai pai, voces del desierto de Baja California

En el desierto susurran voces. Escucha los cantos de Delfina Albáñez, indígena pai pai de Santa Catarina, un poblado cercano a Ensenada, Baja California.

Como Delfina nos dijo, sus canciones ceremoniales son un homenaje a la naturaleza y están dirigidos a dar gracias a la vida misma, a las estrellas, a los pájaros, a los animales, a los montes, al agua.

Conoce también la lucha de Berta Cáceres, quien apoyó a la comunidad de indígenas lenca en Honduras para detener la construcción de una presa hidroeléctrica, acción por la cual recién obtuvo el premio ambiental Goldman.

Julieta Casimiro, la mazateca de los hongos sagrados

Es heredera del legado de la célebre curandera María Sabina. La mazateca Julieta Casimiro y su hija Eugenia Pineda hablaron para los micrófonos de Radio Indígena durante una visita que realizaron a la ciudad de San Francisco, California, desde la remota tierra serrana de Huautla de Jiménez, Oaxaca.

Allá de donde son originarias, también es nativo el hongo sagrado o los “niños santos”, que mediante su consumo, la oración, los cantos y el trance chamánico, le han permitido a doña Julieta y a su hija Eugenia, abrir los canales de la sanación y la clarividencia.

Noticias bajo el Sol | Amanecer Zapatista

Aquí les presento las Noticias bajo el Sol de Radio Indígena, una producción semanal que busca consolidarse en este 2013 como un micro informativo para terrestres y extraterrestres, con las noticias más relevantes de los pueblos originarios de México y América.

Va aquí la versión para descargar y compartir.

Puedes acceder también a los Podcasts de Radio Indígena en este link: http://www.radioindigena.com/podcast

¡Salud!

La Guadalupana de San Francisco

Foto: Ricardo Ibarra

Ricardo Ibarra

El Mensajero

SAN FRANCISCO.- Casi a las 2:30 ha finalizado por fin la misa en español de la 1:00 p.m. en St. Mary’s cathedral. Es el domingo 5 de diciembre. Exactamente una semana antes de la celebración a la virgen de Guadalupe, este siguiente día 12.

Frente al altar de donde cuelga la imagen de la Guadalupana, al fondo del templo, se han reunido una multitud de feligreses que le cantan guitarra en mano. De un momento a otro concluyen los estribillos y las tonadillas musicales cuando en un lenguaje casi irreconocible se escucha un estropeado: ¡Viva la virgen de Guadalupe!, a lo que todos responden con el clásico ¡Viva!. Lo mismo otras dos veces.

Los hurras los incita a una animosa niña con síndrome de down, que sonriente regresa a los brazos de sus padres, quienes por cierto son asiáticos.

“Hay gente de todas los países que participan en esta celebración”, comenta Ramón Ponce, miembro del Comité de actividades para la virgen de Guadalupe, sentado ahí junto al altar. “Más que una tradicion es una devoción a la virgen. Ella es la reina de México y de las Américas”. Y con la pasión demostrada por la pequeña animadora de origen asiático está claro que “la morenita del cerro del Tepeyac” se gana el título de “Emperatriz del mundo”.

Cada año, el 12 de diciembre, la devoción de miles de creyentes en la virgen nacida en tierras mexicanas emprenden una peregrinación para agradecerle a este ser espiritual algunos favores, dones y bendiciones otorgados. El más grande ocurre, por supuesto, en la Basílica de Guadalupe, en México, donde está resguardada la supuesta tilma original del ahora renombrado santo Juan Diego.

Por estos territorios estadounidenses la devoción se repite en secuencias similares. Los danzantes baten sus plumas entre el humo del copal y el sonido de ayoyotes. La musica de los mariacheros caminan con guitarrones, trompetas y violines hinchando los corazones de los marchantes. El rostro tímido de la Gudalupana, cubierto con su capa de estrellas se multiplica en playeras, banderas y veladoras. En el Área de la Bahía ocurre en distintos puntos. Uno de ellos transita desde South San Francisco hasta San Francisco, de sur a norte, como alguna vez caminaron estos mismos feligreses cuando llegaron a este país sin dioses.

Como en cada ciclo, en esta ocasión el inicio de la peregrinación será a las 6:00 a.m., en el templo All Souls, de South San Francisco. Continúa por Mission Road, El Camino Real, Mission Street, hasta alcanzar la explanada de St. Mary’s cathedral, alrededor de la 1:30 p.m.

Según la policía local de San Francisco, el año pasado recorrieron este camino de fe más de 19 mil personas, en una ruta que alcanza las 12 millas, que son cerca de 20 kilómetros.

Ese mismo sábado 11, una vez que arriban los contingentes, hay danza, música, rezos y oraciones. “Dura una media hora, luego los danzantes hacen una ceremonia, un ritual muy antiguo ante el el altar de la virgen de Guadalupe, esto transcurre entre la 1:30 y las 2:00, cuando inicia la misa con el arzobispo de arquidiócesis de la ciudad. Esa misa es en español”, explica Ramón Ponce.

Vestido de traje y corbata para asistir a misa, Ponce recuerda la gestación de este milagro: “Hace 479 años fue cuando apareció al indio Juan Diego, que ahora es santo, él fue el único que vio viva a la virgen, su espíritu, en el cerro de Tepeyac, y por eso celebramos el milagro de las apariciones de la virgen a san Juan Diego”.

Los intelectuales y estudiosos más críticos de este suceso transcriben que la imagen de la virgen en la tilma del indígena nahua fue un plan para reencontrar a la descompuesta sociedad mexicana, sesgada por un régimen de castas que dividía a los mexicanos en múltiples grupos. La mágica aparición de la virgen sería el corazón espiritual que uniría la desarticulada nación en una misma luz.

Ramón Ponce dice que la ciencia ha certificado el milagro. “Se han hecho estudios científicos de la NASA que han estudiado la tilma de Juan Diego y está comprobado que no es pintiura. Otro de los milagros es que quedó impresa (la imagen de la virgen) en la tilma y está comprobado científicamente: no hay explicación de cómo los colores no pierden la naturalidad”.

Como sea, el 12 de diciembre las actividades para despertar al ser vivo del Tepeyac inician a las 4:30 a.m. con las tradicionales Mañanitas interpretadas por un mariachi que entonará canciones en honor a la Guadalupana durante dos horas, hasta las 6:15 a.m., que comienza la primera misa en español, y la otra a la 1:00 p.m.

Transcurridas las fiestas, por fin la vida en la tierra vuelve a descansar, cuando la Tonantznde los antiguos pobladores de Tenochtitlan vuelva a la oscuridad de las cuevas, para dejar entre los humanos sólo el frío y el viento de la temporada invernal.

Si necesitas más información de este peregrinaje puedes llamar a la Cruzada Guadalupana de San Francisco a los teléfonos: 415-333-4868 o 415-5864292.

Crónica de Dolores

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Mensajero

ImpreMedia

Ricardo Ibarra

SAN FRANCISCO.— Los viejos tiempos no fueron distintos a nuestros días. La cabeza del rebelde cura Miguel Hidalgo fue cercenada y expuesta en la famosa Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato, México, en 1811. El plan: advertir a los indígenas, mestizos y criollos que la sublevación no iba a ser tolerada por la Corona española, que en aquel inicio del siglo 19 controlaba el agreste territorio de la tuna y el nopal.

Hoy, los narcos tambien cortan cabezas para mandar señales de sangre a sus rivales. Tienen en jaque al gobierno federal, que encabezada por el presidente Felipe Calderón ha provocado a los grupos armados del país con su “Guerra al narcotráfico”. Y no es un grupo minoritario, el narco controla varios gobiernos estatales y locales con su dinero y armamento, como sucede en Tamaulipas. Secuestran a políticos renombrados, como a “El Jefe” Diego Fernández de Cevallos, desaparecido desde mitad de este 2010 por el presunto comando narco guerrillero, el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

En México, prácticamente cualquier pueblo o ciudad tiene una estatua en honor a Miguel Hidalgo. Y si es muy miserable la población, hay al menos una calle dedicada a este insurgente considerado el “Padre de la Independencia”, por alzar el famoso Grito de Dolores, con el cual incitó a sus fieles a levantarse contra “el mal gobierno”.

La ciudad de San Francisco también tiene calle y estatua. Está en el distrito de la Misión. En Dolores Park.

Pero el entorno es distinto a los sitios donde descansa la figura del insurgente en México. En este parque se puede ver durante cualquier domingo caluroso a los san franciscanos tomar el sol tirados en el pasto con todo y bronceador, sombrillas, bikini, gafas y perros sueltos.

Pobladores de distintas razas llegan, tienden alguna sábana, preparan aperitivos, charlan, toman algún brebaje con alcohol o sin alcohol y fuman yerba o la comen en galletas con sabor a chocolate que un tipo distribuye con sonrisa en la cara.

Entre esa muchedumbre hay un mexicano. No importa el nombre. Es uno más de los más de 30 millones que trabajan en Estados Unidos, la mayoría, como él, en el área de servicios. Él es uno de los paleteros que circulan por el parque, empujando el carrito con helados de la marca El michoacano. Dice que no está enterado de los festejos especiales que habrá en la ciudad con motivo del Bicentenario independentista. “Pues que festejen. Aquí es puro trabajar”, dice resignado.

En tono de broma le pregunto la fecha del famoso Grito de Dolores. No sabe. Finalmente a ese vendedor de paletas ni la Independencia ni la Revolución le heredó algún beneficio. En su país de origen la democracia existe en la demagogia de los políticos, con dos cuestionados procesos electorales como antecedente, el de Carlos Salinas en 1988 y en 2006 con Felipe Calderón.

¿Cómo llegó la estatua de Miguel Hidalgo a Dolores Park? Parece un misterio. El Consulado mexicano en San Francisco no tiene el dato.

Para el cónsul, Carlos Felix, lo más importante del Bicentenario en San Francisco es la “relación bicultural” entre mexicanos y estadounidenses: “Sin duda alguna, las aportaciones y presencia de los mexicanos en el llamado ‘Estado Dorado’ han contribuido en estos 200 años a su riqueza cultural, material, social y a servir de puente para un mejor entendimiento con México”.

Dice el dicho que las desgracias vienen en tres. Y muchos ya le han puesto el tercer nombre a la cadena de centenarios iniciada en 1810, continuada en 1910 y con este 2010 que espera su calificativo en la historia.