Productora de ‘Huicholes: los últimos guardianes del peyote’

El documental “Huicholes: los últimos guardianes del peyote”, dirigido por Hernán Vilchez y producido por Paola Stefani fue presentado por vez primera en la mera Sierra de Catorce, en Wirikuta, y será presentado en otros lugares de México, y por internet a escala internacional.

Conecté a Stefani, la productora, para que relatara a la audiencia de Radio Indígena su trabajo que documenta la defensa del terreno sagrado de Wirikuta y el peregrinaje de la familia Ramírez a Real de Catorce.

Dale al ‘Play’:

Anuncios

Wixáritari defienden sus sitios sagrados desde California

En la mesa: Herminio Ramírez, Diana Negrín y Antonio García, en Galería de la raza. En la pantall, una marcha wixárika en Guadalajara. Foto Ricardo Ibarra

En la mesa: Herminio Ramírez, Diana Negrín y Antonio García, en Galería de la raza. En la pantall, una marcha wixárika en Guadalajara. Foto Ricardo Ibarra

SAN FRANCISCO.–  “Los mara’acate (hombres de conocimiento huichol)  nunca manejan fechas, pero dicen que estamos aquí desde la creación del mundo, desde el comienzo de la vida”, es lo que dijo Herminio Ramírez Díaz, joven wixárika de San Andrés Cohamiata, sierra de Jalisco, cuando comenzó a hablar en Galería de la Raza sobre la defensa de los sitios sagrados de su pueblo, distribuidos por el territorio occidental de México.

Los principales y más conocidos sitios en riesgo son Wirikuta y Haramara, el primero acechado por mineras en los desiertos de San Luis Potosí y el otro en el extremo Pacífico, donde bordean las playas de San Blas, en Nayarit, emboscado por el creciente desarrollo turístico en esa línea costera.

Herminio detalló cómo el pueblo Wixárika ha tenido que reajustarse a través de los siglos para la preservación y conservación no sólo de sus sitios ceremoniales, sino de sus tradiciones, vinculadas directamente con el espacio sagrado, que abarca lugares específicos en San Luis Potosí, Zacatecas, Nayarit y Jalisco.

Ante la amenaza del reingreso de mineras a Wirikuta, esta vez canadienses —ya en los siglos pasados hubo explotación minera en esa zona de Real de Catorce, San Luis Potosí—, el pueblo Wixárika formó en 2011 el Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa, y desde 2006 formalizó jurídicamente a la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales como asociación civil.

“Los municipios saben que el pueblo Wixárika ha peregrinado a Wirikuta durante cientos de años. Ellos ya nos conocen. Nuestros ancestros iban y venían, y no había ningún conflicto, porque había acuerdos. Y eso lo supieron manejar nuestros ancestros. Ahora tratan de lograr lo mismo, mantener nuestros acuerdos, esa amistad que ya hay a lo largo del tiempo”.

“El pueblo no va a ir a posicionarse de Wirikuta”, aclaró Herminio Ramírez respecto a la protección de sus sitios sagrados. “No vamos ir a vivir ahí como se ha dicho en los medios. Tampoco vamos a ir a vivir a San Blas. Somos gente que ha pasado por ahí a lo largo del tiempo, y lo vamos a seguir haciendo”.

Mientras que el Frente en Defensa de Wirikuta opera desde la ciudad de Guadalajara, en coordinación con AJAGI (Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas), la Unión Wixárika está en coordinación con representantes de los casi  40 centros ceremoniales distribuidos en cuatro estados del occidente mexicano. Juntos trabajan desde los aspectos más sagrados en la cosmogonía Wixárika, hasta las intrincadas leyes del Estado mexicano.

Así lo explicó Antonio García, el otro joven presente en Galería de la Raza: “El pueblo Wixárika es una comunidad que se organiza con base en la tradición, así como el Estado se organiza a través de la ley”.

Los sistemas de gobierno de la nación Wixárika incluyen desde los jicareros, que son representantes de deidades específicas, hasta los puestos administrativos y de bienes comunales.

Estas nuevas luchas por mantener protegido el espacio sagrado, también ha creado discusión entre las comunidades, “pues existe mucho conflicto de representación”, precisamente por la necesidad del pueblo Wixárika de crear un nuevo espacio político para el diálogo.

“Los nuevos retos que tenemos para abarcar todo el territorio de nuestros antepasados, con las cuatro direcciones y el centro, requiere crear esos espacios políticos. […] Nosotros estamos tratando de encontrar esas alianzas intercomunitarias. A pesar de que compartimos antepasados, tenemos cada comunidad nuestras particularidades. Pero también, a pesar de que tenemos particularidades, compartimos conflictos comunes”, enmarcó Antonio García.

La discusión fue parte de la exhibición de Traces, un proyecto con obra de cinco artistas jóvenes mexicanos, bajo la curaduría de Raquel de Anda. Participaron también Juan Negrín y Diana Negrín da Silva, del Wixarika Research Center.

Juan Negrín enfocó la defensa del pueblo Wixáritari por su espacio sagrado desde la época prehispánica y cómo desde aquellos tiempos viven “en una zona de refugio”, pero también vinculadas con las diversas tribus, como los Coras, Tepehuanos, Toltecas, Mexicas, e incluso las naciones prehispánicas de Norteamérica.

Wixáritari en San Francisco

Foto Ricardo Ibarra

Foto Ricardo Ibarra

Un par de Jóvenes Wixáritari, Herminio y Antonio, hablaron de la protección de sus sitios sagrados en el occidente de México, desde Galería de la Raza, San Francisco.

Radio Indígena en Argentina

Hoy, acceso gratuito en Resistencia (Chaco), Argentina, para ver los breves documentales que hice para Radio Indígena.

Si no pudieron ir hasta allá, como yo, aquí va una presentación de los videos que también pueden ver en YouTube…

Y si vives en el Chaco argentino, en este enlace encuentra los lugares y horarios:

IV Festival de cine de los pueblos indígenas

Huicholes viajan “al otro mundo”

 

Foto: Alfredo García

Foto: Alfredo García

 

RICARDO IBARRA

“Adiós, México”, dicen al unísono los hombres y mujeres huicholes cuando posan frente a la cámara fotográfica. Ríen. Alzan la mano. La alegría del inicio de una peregrinación rumbo a tierras desconocidas es notable en sus rostros curtidos por el sol. El sábado pasado arreglaron juntos sus maletas con toda clase de artesanías, y apenas ayer por la mañana visitaron la Villa de Guadalupe, en Ciudad de México, para pedir permiso y bendiciones a la virgen, en su viaje de 28 días por Europa.

Son más de 20 artistas pertenecientes a la nación wixárika, junto con el mariachi tradicional huichol Tamatzi, quienes hoy aterrizan en Madrid, en un peregrinaje que tiene como fin promocionar su arte y cultura en la comunidad europea, apoyada por distintas instituciones, entre ellas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas –Delegación Jalisco-Colima– (CDI), Club Rotario Zapopan, Secretaría de Cultura y el gobierno del estado.

En las maletas introdujeron todo tipo de artesanías: collares, pulseras, morrales, sombreros, trajes, cuadros elaborados con estambre y chaquira, raweris (violines), canaris (guitarras), incluso llevan de regalo, pequeñas botellas de tequila, hasta bolsas con harina de maíz y recipientes con salsa picante.

Juan Carrillo de la Cruz, destacado artista huichol, dijo el sábado, mientras coordinaba el equipaje del grupo, que estaba entusiasmado de conocer “otro mundo, otras naciones”, además de que ve una oportunidad para promover el arte de alrededor de 300 artistas huicholes que él representa.

Comentó que una de las principales complicaciones que tienen al intentar vender sus obras, es la piratería, que cada vez accede más en las galerías de distintas partes del globo. Por eso, este viaje representa para ellos un momento para lograr una relación comercial con compradores del viejo continente, y que los intercambios sean directamente con los creadores.

“Muchas de las veces hemos pensado tener registro de artesano y ahora tenemos apoyo para hacer credenciales para los artesanos, con eso ya nos consideran. Mucha gente anda diciendo que es de Nayarit, pero no es cierto, originalmente los huicholes son de Jalisco, por eso estamos apoyando para tener un registro de artesanos y llevar un control, para que ya no haya piratería”, dijo Carrillo de la Cruz.

Gabriel Mijares Rivera es el administrador de los artesanos. Va también a Europa. Le preocupa la conservación del arte ritual y tradicional de su pueblo, en Tatei Kie. Consideró que el vuelo al otro continente será crucial para mantener viva la expresión de su costumbre, por medio del arte.

“Nos sentimos un poco ofendidos cuando vemos que alguien que no es huichol, hace artesanía como la nuestra, y luego la vende. Queremos que esta sea directamente con el artesano, que ya no haya intermediarios sino que sea directo, y tener nuestro mercado”.

Uno de los puntos importantes de esta peregrinación, que los huicholes consideran también sagrada y mística, es la visita a la fábrica de Jablonex, donde se elabora chaquira fina. Ahí habrá un encuentro bicultural, pues el grupo de artistas conocerá cómo es la producción de uno de los materiales más relevantes en su trabajo creativo y la empresa verá los resultados que obtienen con estos elementos, una tribu indígena de la elevada sierra de Jalisco.

José Carlos Escobedo Arce, coordinador de apoyo logístico y difusión intercultural, del CDI, dijo: “Es una gran oportunidad de dar a conocer a México a través de su riqueza cultural indígena, además del patrimonio cultural inmaterial del pueblo indígena, que es lo que nos distingue como mexicanos, independientemente del mariachi y del tequila, que nosotros creemos que nos identifican. México es muy reconocido a nivel internacional por sus pueblos indígenas, contamos con una variedad extraordinaria en variedades linguísticas, y el wixárika es una lengua compleja, con toda su gramática, y con la cual se puede escribir literatura”.

 

Mundo ritual

En el grupo de peregrinos, descendientes de la familia uto azteca, viajan también dos mara’acate –sacerdotes espirituales–, quienes ofrecerán verdaderas ceremonias con las cuales piensan conquistar el corazón de Europa. Uno de ellos es el anciano Rafael Carrillo Tizanos, quien presumió haber conocido al papa Juan Pablo II en El Vaticano, y hasta haberlo saludado de mano y compartido palabras, cuando visitó Europa en 2002. “Me dijo que iba a vivir mucho futuro, como él. Pero yo no veo que me salgan canas”.

Explicó Escobedo Arce: “Los mara’acate harán ceremonias que no serán una representación. Los huicholes han determinado en sus comunidades hacer extensiones de esas ceremonias allá, porque ellos, en su horizonte del viaje, van como peregrinos y van comisionados a peregrinar y a promover sus plegarias, porque ellos viven en un mundo ritual, nosotros vivimos en el mundo profano, ellos están en lo sagrado, entonces van a compartir sus plegarias”. Uno de los ritos que realizarán será el de la limpia, que acostumbran ellos para la limpieza de los coamiles, pero que también es una purificación personal y espiritual.

Gloria García del Real, del Club Rotario Zapopan, refirió que habían planeado este peregrinaje tres años atrás, incluso tenían emprenderlo en abril, pero tuvieron que cancelarlo por la contingencia sanitaria. “Fue un proceso difícil porque se nos prometieron donativos que nunca fueron entregados, por la situación económica, pero siempre hay mucha gente altruista”.

Añadió: “Queremos que en estos tiempos difíciles, México tenga presencia en el área artística, con artistas pertenecientes a nuestras etnias, de las cuales estamos orgullosos como pueblo y que en este tiempo podemos demostrar que también lo podemos hacer”.

Hubo varios patrocinadores, explicó, entre ellas algunas instituciones y gobiernos de Europa que proporcionarán el hospedaje y alimentos.

Rosa Bautista Carrillo tenía su maleta lista y descansaba encima de ella. Dijo que ha conocido pocos lugares, entre ellos los indispensables para el huichol, como son sus sitios sagrados, en Wirikuta –desierto de San Luis Potosí–, Xapawiyeme –una isla de Chapala– y Haramara –en el puerto de San Blas–. Pero nunca había ni pensado en ir “al otro mundo”.

Sonríe cuando exclama: “Vamos a ir a presentar nuestra danza tradicional”. Y cuándo se le pregunta lo que representa para su gente este viaje, responde: “Creo que es importante conocer muy lejos, para platicarle a nuestra familia, aquí, cómo está allá, y cual es diferente aquí en México y allá”.

José Carlos Escobedo recordó el objetivo: “Este viaje representa para los wixaritari un horizonte de aspiraciones, para que ellos puedan vender su artesanía directamente, la cual ha tenido en los últimos 30 años mucho auge. Es una oportunidad para ponerle nombre y lugar de origen al arte wixárika”.

El camino
 

 

Los peregrinos wixáritari visitan seis países europeos: España, Francia, Alemania, Austria, República Checa e Italia.

Septiembre

15 Madrid

17 Bonn

18 Koeln

19 Duesseldorf

20 Kassel

21 Berlín

22 Dresden

23 Chemnitz

24 Praga

26 Linz

27 Misa en San Konrad, Linz

28 Linz Hörsching Cultural Forum

29 Presentación televisiva desde la Austrian Education Highway School

30 Salzburg

Octubre

1 Viena

2 Transmisión radiofónica en Viena

3 Presentación en Gross Kadolz Seefeld

4 Graz

6 Roma

7 Vaticano

8 París

10 Regreso a México