Remestizaje del Grammy

Greg Landau en el programa musical Andanzas, de KPOO.

Greg Landau en el programa musical Andanzas, de KPOO. [Foto Ricardo Ibarra]

Diego Rivera no se equivocó al trazar en su mural “La Unidad Panamericana” –alojada en el campus central de CCSF–, a una Coatlicue mitad piedra, mitad hierro, imagen con la cual colocaba a San Francisco como el lugar donde la fusión entre la tecnología occidental y la filosofía mesoamericana, crearían la utópica nueva civilización.

Hoy, el productor y músico de la Bahía, Greg Landau, junto con Héctor “HecDog” Pérez, demuestran que ese lugar ideal es alcanzable, al menos desde el espectro musical.

Las nominaciones al Grammy de dos producciones surgidas en esta ciudad, con influencia de ritmos jarochos veracruzanos, Sistema Bomb y Los Cojolites, demuestran que la reinterpretación acertada de de conceptos armónicos africanos, indígenas y mestizos, como es la fusión cultural y sonora de la jarana con la electrónica, pueden alcanzar vírgenes paraísos musicales. Si a eso agregan una lírica reinvindicativa, el remestizaje es una explosión.

Con estas nominaciones, sin duda, esta ciudad va transformándose cada vez más en Son Francisco. Y más aún con el festejo previo que tendrá Greg Landau en el barrio de la Misión, en Galería de la Raza, este 2 de febrero.

Los Cojolites la tendrán difícil, con una pecadora y milagrosa Lila Downs, también llamada, y bueno… Los Tucanes de Tijuana (¿alguien se acordaba de ellos?). Sistema Bomb compite con otras exquisiteces, entre ellas Ana Tijoux y Carla Morrison.

Para deleite de los finos lectores, a continuación el video elaborado por Babylon’s Train durante el primer Festival de Son Jarocho en San Francisco, en agosto de 2012: Sistema Bomb con Andrés Flores, Héctor Guerra, Los Cojolites y “Hecdog” Pérez, sonorizados y remezclados todos, claro, por el mismo Greg Landau en el Brava Theatre.

Suerte, pues, para estos productores sanfranciscanos y músicos mexicanos en la entrega próxima del Premio Grammy, el 10 de febrero en Staples Center de Los Ángeles.

Blog en La Opinión

#YoNoTengoPresidente

El nombre de un organismo dedicado a transparentar los bienes patrimoniales de los funcionarios y el uso que hacen instituciones con los recursos públicos en México, el IFAI, hizo reaccionar a los mexicanos, no por la incapacidad que mostró Enrique Peña Nieto para pronunciarlo (el retraso intelectual del mandatario lo conocemos desde FIL 2011), sino por una costumbre del viejo gobierno priista que ahora reaparece: la censura mediática.

Lo que ocurrió horas después de que Peña Nieto fuera incapaz de recordar el nombre del instituto responsable de transparentar los ejercicios financieros del gobierno ese 16 de enero, fue todo lo contrario a su discurso: la censura de su penoso error en YouTube, por parte de la Televisora de Hermosillo (Telemax), quien se pronunció dueña de las imágenes que de inmediato se volvieron trending topic en redes sociales.

La sutil censura mediática de las grandes televisoras opera cuando sesgan la realidad, es decir, omiten esos fragmentos que contextualizan una situación.

Otro ejemplo sucedió en la semana: el mismo día en que la Suprema Corte de Justicia ordenara la libertad inmediata de la ciudadana francesa, Florence Cassez –envuelta ya en un lío mediático, jurídico y político, desde la administración de Felipe Calderón–, esta noticia con jerarquía internacional opacaría otra gran noticia nacional: el IFE excusó al PRI en el caso Monex, pese a detectar la triangulación de recursos de dudosa procedencia y que sirvieron para levantar una campaña fraudulenta e inequitativa del PRI, y que por tanto cuestiona la legalidad con la que Peña Nieto llegó a la presidencia de México.

Para fortuna nuestra, el usuario Grandes Farsas de YouTube, logró sustraer el video y subirlo con un formato que no violara los supuestos Derechos Reservados de dicha televisora.

Lo dicho: #YoNoTengoPresidente.

Noticias bajo el Sol | Coca libre

Noticias bajo el Sol, de Radio Indígena

Contenido:

Bolivia fue readmitida en la Convención sobre estupefacientes de las Naciones Unidas, con lo cual el cultivo de la hoja de coca es legal

Anonymous hackea la pagina en internet de la Secretaría de la Defensa Nacional de México, y sube un video con Manifiesto Zapatista

El escritor Eduardo Galeano muestra su apoyo a la resistencia de los Mapuches en Chile

Enrique Peña Nieto, presidente de México, vuelve a exhibir incapacidades

01|19|2013

la foto (66)

Noticias bajo el Sol | Resistencia Mapuche

Segunda edición de enero

Resistencia de Mapuches en Chile; Nativos de Aintioquía, Colombia, en medio de la guerrilla, el narcotráfico, minería ilegal y paramilitares; Barricadas purépechas en Urapicho, Michoacán, México.

|www.radioindigena.com|

Escuchar el silencio zapatista

Las mejores enseñanzas de don Pablo Taizán, un mara’acame wixárika que volví a ver en mi reciente viaje a la Sierra del Nayar, fueron casi siempre en silencio.

Verlo trabajar el campo en laderas inclinadísimas a sus más de 70 años, guiar la ruta hacia sitios sagrados en terrenos hostiles y solitarios, mantener a su familia en “el costumbre” huichol por años, su admiración y devoción por los elementos naturales, han sido para mí, muestra de resistencia y amor a la vida.

Las marchas en absoluto silencio protagonizadas por más de 40 mil indígenas tzotziles y tzeltales —bases de apoyo del EZLN—, en cinco ciudades de Chiapas, México, el 21 de diciembre de 2012, expresa mucho, en particular, espejea al nuevo gobierno del PRI.

El acto recordó por qué surgieron los zapatistas al espacio público aquel 1 de enero de 1994, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari; la matanza de Acteal, con Ernesto Zedillo, en 1997; la falta de compromiso general del partido de éstos con los pueblos indígenas de México.

El retorno del PRI —estrategas de la represión estudiantil en 1968; más reciente, los ataques a civiles en Atenco; y más reciente, los golpeados y encarcelados del 1 de diciembre—, define y da sentido al resurgimiento de los zapatistas, sobre todo, por la cada vez mejor organizada y visible red en resistencia de pueblos indígenas en México: Atenco, Cherán, Wirikuta, la Costa Chica…

Finalmente, como expusieran los zapatistas: los del PRI, son los mismos de antes.

Y nosotros, también, seguimos amando la vida.

La Opinión

Colores sagrados de Calixto Robles

Carlos Santana y Calixto Robles intercambian ideas en Alley Cat, San Francisco. Foto Chelis López

Oaxaca, y los oaxaqueños, tienen una conspiración con el color.
Lo confirmé al asistir hace unos días a la exhibición de Calixto Robles –nativo de aquellos terrenos– en la librería Alley Cat Books (3036 de la calle 24 en San Francisco).
Jaguares con el símbolo de la Madre Tierra grabado en el hocico, ángeles vueltos pintoresca materia, budas en sagrada calma, mandalas que irradian una gama multicolor, son algunas de las figuras presentes en la obra de Calixto, como para universalizar los colores de Oaxaca.
Serán los textiles que elaboran las manos indígenas de aquella región con base en elementos naturales o los templos erigidos con cantera verde y rosada o los campos floridos o los cielos y nubes singulares o los listones en las trenzas negras de las mujeres. O la influencia del imponente Rufino Tamayo.
No sé. Pero algo tienen los oaxaqueños y el color.
Incluso Carlos Santana, el músico, es un declarado seguidor de la obra de Calixto. Llegó el día de la inauguración de la expo ahí al barrio de la Mission, para apreciar el trabajo del pintor.
Si no me crees, asiste a la librería de la calle 24, para que veas esta relación entre los oaxaqueños y la paleta pictórica. Aprovecha este viernes 27 de agosto, cuando Calixto y su esposa Alexandra Blum –quien también expone ahí mismo su trabajo–, impartan una charla este viernes 17 de agosto a partir de las 6:30 p.m., al fondo de Alley Cat, donde está la galería.

Usemos las antenas…

Tú y yo, con la Madre Tierra, somos uno.

El espíritu del aire tiene conexiones… largas.

Si nos sintonizamos bien, con el corazón y la palabra, aunque lejos, ¡podremos encontrarnos!

Si utilizamos las antenas.

[Reinterpretación elaborada para Radio Indígena por este humilde Macehual, a partir de un video descubierto en YouTube, sobre las antiguas formas de comunicación entre los nativos de Norteamérica, espacio geográfico donde convivían cientos de idiomas].

Aquí el video:

En México ganó el dinero

Ya lo he dicho antes: El fraude en la democracia mexicana y de otras naciones es el sistema político sustentado en el capital.

Obtendrá el gobierno aquel candidato que más recursos económicos distribuya en su campaña –y al tomar posesión, según acuerdos o promesas previas–, el que más consensos logre con la élite dominante de una región, grande o pequeña, como puede ser la ciudad de Guadalajara o Norteamérica.

De ahí que el triunfo del PRI no es para tomarnos de sorpresa. Muchos lo esperábamos. Los gobiernos de hoy son administrados como una empresa. Las naciones del planeta están sostenidos por mandos corporativos que ven en los recursos naturales una riqueza explotable –a la venta al mejor postor– , con ciudadanos disponibles como meros recursos humanos, regidos bajo la regla del salario mínimo, según el nivel de servidumbre.

Que los ciudadanos sigan apoyando la campaña postelectoral de López Obrador es seguirle el juego a los partidos políticos, el diseño de la partidocracia enredosa que no nos conducirá al autentico gobierno de la gente, es decir, la democracia.

Los tres candidatos a la presidencia de México han cumplido con su labor en el teatro electoral: tanto López Obrador, como Vázquez Mota, como Quadri. Todos han hecho lo que les corresponde para mantener y distribuirse el poder de gobernarnos. En la cabeza quedará el que más dinero repartió, Enrique Peña Nieto, el descendiente del régimen priista de Atlacomulco, que ahora reinstaura en México la “Atlacomulcracia”, la ley del dinero que pervierte y compra voluntades.

El 2 de julio el pueblo de Cherán, en Michoacán, salió a sus calles para darnos a los ciudadanos mexicanos un mensaje: “No más partidos políticos”, y apenas este 10 de julio aparecieron dos comuneros asesinados por el supuesto “crimen organizado”.

En este tiempo, los ciudadanos, más que defender de nuevo el agotador “voto por voto, casilla por casilla” del 2006, necesitamos fortalecer la organización social, el tejido comunitario, como lo hace el pueblo purépecha de Cherán. Reunirnos en asambleas locales, integradas por tres, cinco, diez o cincuenta integrantes para comenzar a imaginar y a soñar las ciudades que queremos y necesitamos como entidades colectivas, como lo propone también el pueblo de San Salvador Atenco para los días 14 y 15 de julio, y como han replicado por varias ciudades mexicanas y naciones del planeta, los colectivos del #Yosoy132.

El camino es la organización civil, apartidista. Tomar los medios, como lo hicieron jóvenes en Oaxaca al utilizar la presencia de Televisa para emitir un mensaje; aprovechar las cámaras. Recordarles a esos falsos líderes nuestro descontento, nuestra indignación.

 

Esta es la Primavera Mexicana

Algo están generando las redes sociales en México. Tanto, que el equipo del candidato a la presidencia de aquel país, Enrique Peña Nieto, tuvo que contratar a un equipo de trolls para hacerlo repuntar en estas plataformas durante el debate del 6 de mayo.

No es que Twitter, Facebook o YouTube sean un control remoto para cambiar a distancia la ensangrentada programación que padece la República Mexicana –con más de 60,000 muertos en casi seis años–, pero el uso que hacen de las redes los ciudadanos, más la acción pública, como la libre manifestación de estudiantes de la Universidad Iberoamericana el viernes 11 de mayo –donde enfrentaron a EPN con gritos de “asesino”, “cobarde” y “Atenco no se olvida”–, demuestra que para transformar la realidad nacional, hay que twittear, sí, pero también levantarse del sillón.

A través de las redes sociales –lejos de los medios convencionales como la tele, la radio o los periódicos, controlados por el capital–, los usuarios les quitan esas máscaras que describía Octavio Paz en “El laberinto de la soledad” a policías sin uniforme que golpean a joven anti EPN en Veracruz; señalan a empleados prepotentes de Televisa que todavía se consideran el monopolio audiovisual de la calle; y desenmascaran a funcionarios públicos y hasta a medios de comunicación alineados con los del poder.

Es cierto, en México la población con acceso al internet es minoritaria, mas está probado: lo que en las pantallas se enciende, en las calles se riega.

Las redes sociales desnudan a cínicos, soberbios y ladrones; descomponen la cara bonita del personaje de los espots; señalan la hipocresía de funcionarios públicos que están supuestos a servir a sus comunidades.

Esta Primavera Mexicana, como la llamó el periodista Jenaro Villamil –en comparación con la Primavera Árabe–, es necesario continuarla hasta el día de las elecciones el 1 de julio, no con violencia, sino con manifestaciones públicas civiles y pacíficas, y además, emitiendo el voto dn las urnas; para los que estamos en el extranjero y realizamos el proceso del IFE, enviar nuestros correos electorales antes de la última semana de junio.

Aunque cuidado, haciéndole honor al recién fallecido Carlos Fuentes, como dijo alguna vez acá en San Francisco, hay que tener cuidado con los coletazos de los viejos dinosaurios del PRI, que no tan fácil se rinden.

Y, sobre todo, es necesaria la organización ciudadana para evitar un nuevo fraude como el ocurrido en 2006 con Felipe Calderón usurpándole la silla a Andrés Manuel López Obrador y más atrás en 1988 con Carlos Salinas de Gortari a Cuauhtémoc Cárdenas.

Si un nuevo fraude sucediera, entonces, la Primavera será Verano.

 

A %d blogueros les gusta esto: