Cultura y resistencia nativa en América, cuatro podcasts de Radio Indígena

Cantos pai pai · Delfina Albáñez entona las canciones del desierto de Baja California

Yaquis en defensa del agua · El vocero Tomás Rojo habla de la Caravana por el agua, el territorio, el trabajo, la vida en México

Julieta Casimiro · La zapoteca de los hongos sagrados en Oaxaca

Berta Cáceres · Historia de la mujer que detuvo a la compañía constructora más poderosa del planeta

Anuncios

Cantos pai pai, voces del desierto de Baja California

En el desierto susurran voces. Escucha los cantos de Delfina Albáñez, indígena pai pai de Santa Catarina, un poblado cercano a Ensenada, Baja California.

Como Delfina nos dijo, sus canciones ceremoniales son un homenaje a la naturaleza y están dirigidos a dar gracias a la vida misma, a las estrellas, a los pájaros, a los animales, a los montes, al agua.

Conoce también la lucha de Berta Cáceres, quien apoyó a la comunidad de indígenas lenca en Honduras para detener la construcción de una presa hidroeléctrica, acción por la cual recién obtuvo el premio ambiental Goldman.

Julieta Casimiro, la mazateca de los hongos sagrados

Es heredera del legado de la célebre curandera María Sabina. La mazateca Julieta Casimiro y su hija Eugenia Pineda hablaron para los micrófonos de Radio Indígena durante una visita que realizaron a la ciudad de San Francisco, California, desde la remota tierra serrana de Huautla de Jiménez, Oaxaca.

Allá de donde son originarias, también es nativo el hongo sagrado o los “niños santos”, que mediante su consumo, la oración, los cantos y el trance chamánico, le han permitido a doña Julieta y a su hija Eugenia, abrir los canales de la sanación y la clarividencia.

Como mexicano en el extranjero

Manifestante en marcha por la recuperación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en San Francisco. Foto: Ricardo Ibarra

Manifestante en marcha por la recuperación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en San Francisco. Foto: Ricardo Ibarra

Como mexicano en el extranjero, no he podido más que sentir dolor por lo que acontece en la gran nación mexicana. Cada hora. Cada día. Noches de insomnio. Pregunto, ¿dónde están? El Estado mexicano ha hecho todo por borrar del mapa a los estudiantes desaparecidos, promueve la mentira a través de montajes televisivos, intenta extender el alma de los 43 estudiantes de Ayotzinapa a los abismos del olvido. Enterrarlos. No los busca vivos. No los busca.

Como periodista, no puedo ser imparcial ante la situación. A diferencia del discurso hipócrita de Loret de Mola, no puedo en este caso separar el oficio, de mis pensamientos y acciones personales. No se puede censurar y tergiversar información de los acontecimientos que sacuden al país durante el noticiero en horario estelar de Televisa y en un video con supuesta producción independiente, pretender querer un mejor lugar para los hijos.

Hasta ahora, el asesinato y la desaparición forzada de los estudiantes de la Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ tiene la autoría del Estado, por acción y por omisión. Las redes sociales están plagadas de evidencias que lo confirman, tweet tras tweet, post tras post en Facebook. Son varios los medios independientes que hacen un ejercicio serio de investigación periodística, y todo lo que de ahí ha surgido… más y más casos de corrupción con vínculos entre gobiernos, policías, narcos, militares, corporativos. Todos en la misma red putrefacta, capitalista y globalizadora.

La gran nación mexicana necesita un cambio de dirección. Un cambio de gobierno. De raíz. Los jóvenes tendrán que desempeñar un papel histórico, incluso heroico, para transformar la República, por amor a la patria y por amor también a la madre tierra.

Como mexicano en el extranjero, estoy con el pueblo, y conmino a los embajadores del Estado a que adopten una postura objetiva… O están con el pueblo de México o están con el NarcoEstado. Ya el ilustre mexicano, Octavio Paz, les dio el ejemplo, cuando tras los incidentes violentos del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, decidió rendir el consulado mexicano de la India, donde desempeñaba funciones como embajador.

Tanto a los jóvenes en México, como a los mexicanos en el extranjero, les recuerdo algunas líneas de ese pensador, pero al mismo tiempo, hombre de acción, Octavio Paz, quien justo un año antes del ’68 publicó ‘Corriente alterna’, libro en el cual señalaba las diferencias entre el revoltoso, el rebelde y el revolucionario

Paz escribió que “las minorías son rebeldes; las mayorías revolucionarias”, y justo para trascender el alboroto, la revuelta debía transformarse en revolución. Marcó así las diferencias entre los tipos de lucha: “La revuelta es la violencia del pueblo; la rebelión, la sublevación solitaria o minoritaria; ambas son espontáneas y ciegas. La revolución es flexión y espontaneidad: una ciencia y un arte”.

Y la justicia, redactó Paz —un año antes de que la juventud estallara en las grandes ciudades del mundo—, era una nueva virtud descendiente de la revolución, en la cual se fundían las otras virtudes: “fraternidad, igualdad, libertad”.

Para allá vamos.

Ricardo Ibarra

Recobremos el alma y la voz

RDV_Caminos
Recobremos el alma y la voz

Porque las carreteras también son nuestras, y no sólo del terror que nos obliga a aislarnos en nuestras localidades, decidimos retomar el camino para escuchar de nuevo a los pueblos originarios de México, la raíz y el corazón de este pueblo que resurge.

Para realizar la Ruta del Venado, y generar una audioteca con sonidos y lenguas originarias con Radio Indígena, estamos en una campaña de recaudación de fondos en la cual es importante tu donación… 5, 10, 15, lo que puedas; todo sirve. Comparte, envía un email, llama a tu compita por teléfono, menciónalo en tu bar favorito o en tu círculo de danza.

Acá el enlace para que conozcas más del proyecto: http://bit.ly/1sOX6zr

¡Tlazokamati!

·

Let’s recover our voice and soul

Because roads are also ours, not just of the terror that forces us to isolate ourselves, we decide to get back on track and listen again to native people of Mexico, the root and heart of this struggling nation.

To make the Ruta del Venado and create a sound library with original Mexican languages we have a crowdfunding campaign where your donations are so very important… 5, 10, 15, whatever you can. Everything is useful. Share, email someone, make a call to your buddy, talk about this in your local bar or in your dance circle.

Here’s the link for you to know more about our project: http://bit.ly/1sOX6zr

Thanks!

Canto del indígena Seri, don Chapito

La #RutadelVenado es un proyecto transmedia para crear una audioteca en línea con las lenguas originarias vivas de México, como la voz de don Chapito, un Seri nativo de la costa de Sonora.
·
The #RutadelVenado is a transmedia project to create an online audio library with living indigenous languages of Mexico, as the voice of Don Chapito a Seri native of Sonora coast.

[‘Crowdfunding’: bit.ly/1sOX6zr]

LogoRutaVenado

Mexicanos al grito de… ¡Puto!

Foto: Ricardo Ibarra

Mujer observa el partido en la explanada cívica de San Francisco. Foto: Ricardo Ibarra

SAN FRANCISCO.— Ese mismo día que el alcalde de la ciudad Ed Lee izó en el balcón principal de City Hall la bandera arcoíris que identifica a la comunidad homosexual en el mundo, enfrente, los mexicanos aglutinados en la plancha del Civic Center lanzaban su cántico de guerra pambolera: “Eeehh, ¡Puto!”.

No lo exclamaban a ninguno de los turistas o a las parejas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales) que usualmente pasean por estas calles tomadas de la mano. Lo emulaban cada que veían al portero de la selección de fútbol de Brasil disparar el saque de meta por medio de la pantalla gigante que colocó en la explanada la organización pública Recreation and Parks de San Francisco para el disfrute gratuito de las masas.

Es una costumbre local. En junio, el alcalde en turno alza la bandera representativa del movimiento para iniciar las celebraciones con motivo del mes del Orgullo Gay. Casualmente, ese día 17 de junio, el encuentro entre los equipos de Brasil y México en la Copa del Mundo 2014 reunió a una comunidad que tiene desde hace años, por costumbre también, gritar “puto”, al portero del equipo contrario, cada que patea el balón desde el área chica del campo de juego.

La palabra “puto”, viene de puta, que a su vez deriva de prostituta: “Persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero”. La Real Academia de Lengua Española define al “puto”, como: “clasificación denigratoria”, y también, “hombre que tiene concúbito con persona de su mismo sexo”.

La FIFA ha estado alerta de cualquier acto de racismo o discriminación en este reciente Mundial. Y tiene bajo investigación a la hinchada mexicana y su peculiar grito de batalla.

Nadie lo ha corregido o señalado. En los estadios, por medio de las transmisiones en vivo de los partidos, la proclama sexista resuena con claridad, por años ha sido así, sin que nadie haga nada. La FIFA ya levantó la oreja y si decide poner un ejemplo internacional, la selección mexicana de fútbol podría quedar fuera de la competencia —quizá les harían un favor, antes de quedar ridiculizados por las potencias futbolistas.

Puede consultar el programa de las transmisiones abiertas de los partidos en la explanada del centro cívico de San Francisco en: WorldCupSF.com. Pero muestre algo de civismo. Sobre todo si asiste este lunes al encuentro entre México y Croacia. No sólo será la FIFA en Brasil, la comunidad gay también estará atenta.

Wixáritari defienden sus sitios sagrados desde California

En la mesa: Herminio Ramírez, Diana Negrín y Antonio García, en Galería de la raza. En la pantall, una marcha wixárika en Guadalajara. Foto Ricardo Ibarra

En la mesa: Herminio Ramírez, Diana Negrín y Antonio García, en Galería de la raza. En la pantall, una marcha wixárika en Guadalajara. Foto Ricardo Ibarra

SAN FRANCISCO.–  “Los mara’acate (hombres de conocimiento huichol)  nunca manejan fechas, pero dicen que estamos aquí desde la creación del mundo, desde el comienzo de la vida”, es lo que dijo Herminio Ramírez Díaz, joven wixárika de San Andrés Cohamiata, sierra de Jalisco, cuando comenzó a hablar en Galería de la Raza sobre la defensa de los sitios sagrados de su pueblo, distribuidos por el territorio occidental de México.

Los principales y más conocidos sitios en riesgo son Wirikuta y Haramara, el primero acechado por mineras en los desiertos de San Luis Potosí y el otro en el extremo Pacífico, donde bordean las playas de San Blas, en Nayarit, emboscado por el creciente desarrollo turístico en esa línea costera.

Herminio detalló cómo el pueblo Wixárika ha tenido que reajustarse a través de los siglos para la preservación y conservación no sólo de sus sitios ceremoniales, sino de sus tradiciones, vinculadas directamente con el espacio sagrado, que abarca lugares específicos en San Luis Potosí, Zacatecas, Nayarit y Jalisco.

Ante la amenaza del reingreso de mineras a Wirikuta, esta vez canadienses —ya en los siglos pasados hubo explotación minera en esa zona de Real de Catorce, San Luis Potosí—, el pueblo Wixárika formó en 2011 el Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa, y desde 2006 formalizó jurídicamente a la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales como asociación civil.

“Los municipios saben que el pueblo Wixárika ha peregrinado a Wirikuta durante cientos de años. Ellos ya nos conocen. Nuestros ancestros iban y venían, y no había ningún conflicto, porque había acuerdos. Y eso lo supieron manejar nuestros ancestros. Ahora tratan de lograr lo mismo, mantener nuestros acuerdos, esa amistad que ya hay a lo largo del tiempo”.

“El pueblo no va a ir a posicionarse de Wirikuta”, aclaró Herminio Ramírez respecto a la protección de sus sitios sagrados. “No vamos ir a vivir ahí como se ha dicho en los medios. Tampoco vamos a ir a vivir a San Blas. Somos gente que ha pasado por ahí a lo largo del tiempo, y lo vamos a seguir haciendo”.

Mientras que el Frente en Defensa de Wirikuta opera desde la ciudad de Guadalajara, en coordinación con AJAGI (Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas), la Unión Wixárika está en coordinación con representantes de los casi  40 centros ceremoniales distribuidos en cuatro estados del occidente mexicano. Juntos trabajan desde los aspectos más sagrados en la cosmogonía Wixárika, hasta las intrincadas leyes del Estado mexicano.

Así lo explicó Antonio García, el otro joven presente en Galería de la Raza: “El pueblo Wixárika es una comunidad que se organiza con base en la tradición, así como el Estado se organiza a través de la ley”.

Los sistemas de gobierno de la nación Wixárika incluyen desde los jicareros, que son representantes de deidades específicas, hasta los puestos administrativos y de bienes comunales.

Estas nuevas luchas por mantener protegido el espacio sagrado, también ha creado discusión entre las comunidades, “pues existe mucho conflicto de representación”, precisamente por la necesidad del pueblo Wixárika de crear un nuevo espacio político para el diálogo.

“Los nuevos retos que tenemos para abarcar todo el territorio de nuestros antepasados, con las cuatro direcciones y el centro, requiere crear esos espacios políticos. […] Nosotros estamos tratando de encontrar esas alianzas intercomunitarias. A pesar de que compartimos antepasados, tenemos cada comunidad nuestras particularidades. Pero también, a pesar de que tenemos particularidades, compartimos conflictos comunes”, enmarcó Antonio García.

La discusión fue parte de la exhibición de Traces, un proyecto con obra de cinco artistas jóvenes mexicanos, bajo la curaduría de Raquel de Anda. Participaron también Juan Negrín y Diana Negrín da Silva, del Wixarika Research Center.

Juan Negrín enfocó la defensa del pueblo Wixáritari por su espacio sagrado desde la época prehispánica y cómo desde aquellos tiempos viven “en una zona de refugio”, pero también vinculadas con las diversas tribus, como los Coras, Tepehuanos, Toltecas, Mexicas, e incluso las naciones prehispánicas de Norteamérica.

#MéxicoSOS: con pintas amaneció #ConsuladoMexicano en #SanJosé

Fotos Suministradas

Por Ricardo Ibarra

El descontento por la administración de Enrique Peña Nieto en el gobierno federal mexicano volvió a traspasar fronteras esta madrugada de 1 de julio cuando el consulado de aquél país, en San José, Norte de California, amaneció con pintas y cárteles pegados a ventanas y otros objetos materiales.

Los registros del graffitti dicen: “Oaxaca Vive”, en un tiempo donde está por celebrarse en aquella región de México la tradicional Guelaguetza y momento que aprovecharán grupos civiles para rechazar la administración entreguista, corrupta y violadora de los derechos humanos de Peña Nieto. También puede leerse: “EZLN”, junto con la vanguardista estrella roja que caracteriza los movimientos de reinvinidicación social en el mundo.

El póster pegado a ventanas muestra una caricaturizada representación de quien ocupa la silla en Los Pinos, distinguido por la banda presidencial y su remilgoso copete, un tolete sostenido entre sus manos y en lugar de rostro, una pantalla de televisión con la palabra “OBEDECE”. El muñeco está rodeado por cerdos antropomorfos con escudos donde está grabada una serie de letras que pronuncian: “IMPOSICIÓN”. Alrededor de todos ellos, el pueblo mexicano cercándolos.

Estas acciones en San José fueron efectuadas exactamente a un año de que los mexicanos asistieran a los comicios para elegir al nuevo presidente de México. El fraude electoral, con el apoyo de los grandes medios de comunicación, terminó por imponer el 1 de diciembre de 2012 al representante del grupo político de Atlacomulco.

Anteriormente, este pasado 13 de junio de 2013, el consulado mexicano en San Francisco, amaneció con pintas y cartelones similares, en rechazo a la intolerante represión policiaca del gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera a manifestantes que recordaban el halconazo, la represión y matanzas del 1 de junio de 1971, por otro gobierno priista, el de Luis Echeverría.

#MéxicoSOS

#Halconazo en #ConsuladoMexicano de #SanFrancisco

 

Con estos carteles amaneció la mañana del 13 de junio el Consulado mexicano en San Francisco, por motivo de la represión de manifestantes el pasado 10 de junio en el Zócalo de la Ciudad de México.

1971-2013: #Halconazo #10deJunionoseolvida #MéxicoSOS

Fotos de Ricardo Ibarra