Patriotismo con latas de spray

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SAN FRANCISCO.— Este 1 de septiembre, el Palacio Legislativo de San Lázaro —sede del Congreso de la Unión— en la Ciudad de México, se convirtió en un fortín: un cerco con vallas de más de tres metros de altura, un anillo con seis mil policías, y detrás de ellos, elementos federales recubiertos con cascos, escudos y arreos para las piernas. Más caballería y dos tanquetas listas para entrar en batalla, según había descrito El Universal.

El motivo de tal operativo era resguardar la seguridad de los congresistas que asistieron al primer Informe de Gobierno de quien ocupa la silla presidencial en México, Enrique Peña Nieto.

Al respecto, el periodista mexicano Julio Hernández López escribió en su columna, Astillero: “El ocupante del ejecutivo y los congresistas están cumpliendo con sus guiones impopulares en medio de enormes aparatos de protección, tras vallas múltiples de miembros de fuerzas armadas civiles y militares, incapaces de tomar contacto libre y abierto con las masas a las que supuestamente representan y a cuyo interés supremo se dice que están sirviendo”.

Esos “guiones impopulares” a los que se refiere Julio Hernández son el resultado de la alianza entre partidos políticos llamado Pacto por México, que tiene como objetivo aprobar cambios en la Constitución política mexicana por medio de la Reforma Energética, Educativa y Fiscal, lo cual ha motivado movilizaciones en las principales calles del Distrito Federal.

Manifestaciones con pintura

“Estos cabrones (los partidos políticos) se quieren chingar todo”, decía uno de los manifestantes  con los que viajó este reportero rumbo al consulado mexicano de San Francisco cerca de la medianoche de ese domingo 1 de septiembre.

Unos días atrás recibí la invitación para cubrir “unas manifestaciones” en los consulados mexicanos del Área de la Bahía. Esa misma noche, quienes me convocaron a la “cobertura” y pidieron no ser mencionados por su nombre, graffitearon y estamparon esténciles en las bardas de los consulados de San Francisco y San José con mensajes, como: “El petróleo es del pueblo”, “CNTE en la lucha”, “APPO” (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca), “#ChingasatumadreEPN”, “Acá nadie se raja, Pemex no se vende”, “Vende Patrias (en alusión a Enrique Peña Nieto)”.

Respecto a esta acción, El Mensajero buscó  alguna respuesta por parte del nuevo cónsul mexicano en San Francisco, Andrés Roemer Slomianski, conocido en México por sus relaciones con el Grupo Salinas, dueños de TV Azteca, y otras empresas.

Gabriela Márdero, de la oficina de prensa del consulado contestó mediante un correo electrónico: “Andres Roemer aún no toma posesión como cónsul. Por otra parte, las autoridades se encuentran investigando la vandalización del Consulado (delito tanto aquí como en México), por lo que no creo que sea posible comentar este asunto con los medios de comunicación”.

Oficialmente no ha sido presentado al público mexicano de la Bahía, aunque en Wikipedia  su perfil dice: “Actualmente, el Dr. Roemer funge como Cónsul General de México, en San Francisco, California, EE.UU., ratificado por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el 31 de agosto de 2013, y enviado por el Ejecutivo Federal, Lic. Enrique Peña Nieto”.

Por cierto, Peña Nieto no pronunció el tradicional discurso priista en su primer Informe de Gobierno. Al igual que su antecesor panista, Felipe Calderón Hinojosa, tan sólo envió un documento al Congreso de la Unión.

Noche de pinta

El grupo que me contactó para la cobertura de la protesta me citó en una residencia de esta ciudad de San Francisco, cerca de la medianoche. Tras dar los últimos retoques a los carteles que pegarían —lo capté en video sin mostrar rostros ni voces a petición de ellos— nos dirigimos en su auto a la primera estación, el edificio ubicado en 532 de la Calle Folsom.

La presencia de un joven velador —quien jugueteaba con su teléfono celular— no inquietó a los cuatro manifestantes, a pesar de que estaba sentado justo detrás de una ventana con vista a la calle. A discreción, sellaron con engrudo los carteles encima de la fachada y rociaron las latas de spray en los espacios con aluminio. Dejaron libres las ventanas. La poca luz pública en esta zona de la ciudad, más la agilidad de los participantes, facilitaría la operación que transcurrió en unos cinco minutos.

En camino a la siguiente parada, el inmueble del 2125 Zanker Road, en San José, uno de los manifestantes decía que era necesario que los políticos mexicanos supieran que “desde acá estamos viendo sus chingaderas”.

“Tenemos que ponernos las pilas para que la gente que está acá también se dé cuenta, porque acá no ponen nada en las noticias. Y la mera neta es que están vendiendo todo el pinche país”. Este reportero fue el único invitado y la protesta no fue mencionada en ningún otro medio.

Transmitieron un mensaje a los consulados: “Esto fue por la represión reciente a los manifestantes del domingo (1 de septiembre). Que sepan, si nos vuelven a tocar, a quitarnos nuestro derecho a la libre manifestación, no los vamos a dejar descansar”.

Ya pasada la medianoche del 2 de septiembre, las calles de San José parecían desoladas. Ni siquiera un carro pasó frente al consulado durante los cerca de 10 minutos que duró la pega de los cartelones y las pintas con mensajes subversivos.

Al terminar y de vuelta en el coche, otro de ellos mencionó, aliviado: “Ahora sí me siento limpio. Saqué todo lo que tenía que sacar”.

“Esto es hacer patria, compa”, dijo uno, lejos del suelo mexicano.

Publicado en El Mensajero

#MéxicoSOS: con pintas amaneció #ConsuladoMexicano en #SanJosé

Fotos Suministradas

Por Ricardo Ibarra

El descontento por la administración de Enrique Peña Nieto en el gobierno federal mexicano volvió a traspasar fronteras esta madrugada de 1 de julio cuando el consulado de aquél país, en San José, Norte de California, amaneció con pintas y cárteles pegados a ventanas y otros objetos materiales.

Los registros del graffitti dicen: “Oaxaca Vive”, en un tiempo donde está por celebrarse en aquella región de México la tradicional Guelaguetza y momento que aprovecharán grupos civiles para rechazar la administración entreguista, corrupta y violadora de los derechos humanos de Peña Nieto. También puede leerse: “EZLN”, junto con la vanguardista estrella roja que caracteriza los movimientos de reinvinidicación social en el mundo.

El póster pegado a ventanas muestra una caricaturizada representación de quien ocupa la silla en Los Pinos, distinguido por la banda presidencial y su remilgoso copete, un tolete sostenido entre sus manos y en lugar de rostro, una pantalla de televisión con la palabra “OBEDECE”. El muñeco está rodeado por cerdos antropomorfos con escudos donde está grabada una serie de letras que pronuncian: “IMPOSICIÓN”. Alrededor de todos ellos, el pueblo mexicano cercándolos.

Estas acciones en San José fueron efectuadas exactamente a un año de que los mexicanos asistieran a los comicios para elegir al nuevo presidente de México. El fraude electoral, con el apoyo de los grandes medios de comunicación, terminó por imponer el 1 de diciembre de 2012 al representante del grupo político de Atlacomulco.

Anteriormente, este pasado 13 de junio de 2013, el consulado mexicano en San Francisco, amaneció con pintas y cartelones similares, en rechazo a la intolerante represión policiaca del gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera a manifestantes que recordaban el halconazo, la represión y matanzas del 1 de junio de 1971, por otro gobierno priista, el de Luis Echeverría.

#MéxicoSOS

Narcocorrido de la Casa Blanca

 

Escribo a propósito de la reunión entre el caricaturista Rius (Eduardo del Río) y el poeta mexicano Javier Sicilia en Nueva York el jueves 10 de mayo, donde junto con Noam Chomsky recibirán un reconocimiento de la NACLA (North American Congress on Latin America), en su aniversario 45.

Durante una mudanza reciente –luego les contaré sobre los altísimos costos de renta en San Francisco–, encontré una revista de El Chamuco y los Hijos del Averno –número 225–. Me pareció el mejor momento para compartir un “narcocorrido prohibido” insertado en esa edición.

La revista de El Chamuco –casa caricaturesca de Rius, El Fisgón, Helguera, Hernández, Patricio y otros– había respondido al llamado del gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, Malova, de prohibir en mayo de 2011 la difusión de narcocorridos en bares, cantinas y centros sociales con permiso para vender alcohol.

A continuación tan sólo la mitad del “Narcocorrido de los narcopresidentes”, escrito por Pedro Miguel e ilustrado por Alejandro Magallanes.

Nada más recuerde leerlo a ritmo de cualquier canción de los Tigres del Norte o Tucanes de Tijuana. ¡Ajúa!

Metiéndose un pericazo

andaba Barack Obama

y en eso volteó la vista

a la tierra mexicana.

Llamó a la Hillary Clinton

y llamó a Carlos Pascual:

“Quiero que armen, allá abajo,

un desmadre sin igual.

“Denle granadas al narco,

y rifles a Calderón

y que entre los mexicanos

empiece la matazón”.

Dicen que Barack Obama

es sirviente de los Bush

y quería vender armas

a sus vecinos del sur.

Soñaba con las divisas

que lava la economía.

“Pa’ que progresen los bancos

hay que mercar cocaína”.

“–Calderón, en tu gobierno

quiero meter mis narices.

–¡Ay, Barack!, ¡Que me sonrojas

con las cosas que me dices!”

Barack la tiene muy fácil

siendo el otro tan chiquito

y si además se le entrega

recostado de pechito.

“–Felipe, quiero que mates

más criminales ojetes.

–Yo hago lo que tú me pidas

si me compras más juguetes”.

–Felipe, vamos a darnos

un pasón de mota fina.

–Barack, lo que a mí me gusta

son los tiros te tequila.

–Dime, valiente Felipe,

¿Por qué no agarras al Chapo?

_Barack, no te hagas pendejo,

que ese está bajo tu mando.

Sicilia en San José

Y también en San José, en la alta California, estará Javier Sicilia debatiendo sus ideas del cambio pacifista en México con el comentarista de CNN Ruben Navarrete, moderado por Samuel Orozco, de Radio Bilingüe.

Esto es hoy 4 de mayo a las siete de la noche en el auditorio Morris Daley, One Washington Square, de la Universidad del estado de San José.

En esta misma ciudad, pero el lunes 7, Sicilia impartirá la conferencia “La emergencia nacional de México y el rol de los Estados Unidos”, en el Mayfair Community Center (2039 Kammerer Ave., San José, CA 95116), a partir de las 5:00 pm, con acceso libre y gratuito.

 

A %d blogueros les gusta esto: