Remestizaje del Grammy

Greg Landau en el programa musical Andanzas, de KPOO.

Greg Landau en el programa musical Andanzas, de KPOO. [Foto Ricardo Ibarra]

Diego Rivera no se equivocó al trazar en su mural “La Unidad Panamericana” –alojada en el campus central de CCSF–, a una Coatlicue mitad piedra, mitad hierro, imagen con la cual colocaba a San Francisco como el lugar donde la fusión entre la tecnología occidental y la filosofía mesoamericana, crearían la utópica nueva civilización.

Hoy, el productor y músico de la Bahía, Greg Landau, junto con Héctor “HecDog” Pérez, demuestran que ese lugar ideal es alcanzable, al menos desde el espectro musical.

Las nominaciones al Grammy de dos producciones surgidas en esta ciudad, con influencia de ritmos jarochos veracruzanos, Sistema Bomb y Los Cojolites, demuestran que la reinterpretación acertada de de conceptos armónicos africanos, indígenas y mestizos, como es la fusión cultural y sonora de la jarana con la electrónica, pueden alcanzar vírgenes paraísos musicales. Si a eso agregan una lírica reinvindicativa, el remestizaje es una explosión.

Con estas nominaciones, sin duda, esta ciudad va transformándose cada vez más en Son Francisco. Y más aún con el festejo previo que tendrá Greg Landau en el barrio de la Misión, en Galería de la Raza, este 2 de febrero.

Los Cojolites la tendrán difícil, con una pecadora y milagrosa Lila Downs, también llamada, y bueno… Los Tucanes de Tijuana (¿alguien se acordaba de ellos?). Sistema Bomb compite con otras exquisiteces, entre ellas Ana Tijoux y Carla Morrison.

Para deleite de los finos lectores, a continuación el video elaborado por Babylon’s Train durante el primer Festival de Son Jarocho en San Francisco, en agosto de 2012: Sistema Bomb con Andrés Flores, Héctor Guerra, Los Cojolites y “Hecdog” Pérez, sonorizados y remezclados todos, claro, por el mismo Greg Landau en el Brava Theatre.

Suerte, pues, para estos productores sanfranciscanos y músicos mexicanos en la entrega próxima del Premio Grammy, el 10 de febrero en Staples Center de Los Ángeles.

Blog en La Opinión

#YoNoTengoPresidente

El nombre de un organismo dedicado a transparentar los bienes patrimoniales de los funcionarios y el uso que hacen instituciones con los recursos públicos en México, el IFAI, hizo reaccionar a los mexicanos, no por la incapacidad que mostró Enrique Peña Nieto para pronunciarlo (el retraso intelectual del mandatario lo conocemos desde FIL 2011), sino por una costumbre del viejo gobierno priista que ahora reaparece: la censura mediática.

Lo que ocurrió horas después de que Peña Nieto fuera incapaz de recordar el nombre del instituto responsable de transparentar los ejercicios financieros del gobierno ese 16 de enero, fue todo lo contrario a su discurso: la censura de su penoso error en YouTube, por parte de la Televisora de Hermosillo (Telemax), quien se pronunció dueña de las imágenes que de inmediato se volvieron trending topic en redes sociales.

La sutil censura mediática de las grandes televisoras opera cuando sesgan la realidad, es decir, omiten esos fragmentos que contextualizan una situación.

Otro ejemplo sucedió en la semana: el mismo día en que la Suprema Corte de Justicia ordenara la libertad inmediata de la ciudadana francesa, Florence Cassez –envuelta ya en un lío mediático, jurídico y político, desde la administración de Felipe Calderón–, esta noticia con jerarquía internacional opacaría otra gran noticia nacional: el IFE excusó al PRI en el caso Monex, pese a detectar la triangulación de recursos de dudosa procedencia y que sirvieron para levantar una campaña fraudulenta e inequitativa del PRI, y que por tanto cuestiona la legalidad con la que Peña Nieto llegó a la presidencia de México.

Para fortuna nuestra, el usuario Grandes Farsas de YouTube, logró sustraer el video y subirlo con un formato que no violara los supuestos Derechos Reservados de dicha televisora.

Lo dicho: #YoNoTengoPresidente.

Noticias bajo el Sol | Coca libre

Noticias bajo el Sol, de Radio Indígena

Contenido:

Bolivia fue readmitida en la Convención sobre estupefacientes de las Naciones Unidas, con lo cual el cultivo de la hoja de coca es legal

Anonymous hackea la pagina en internet de la Secretaría de la Defensa Nacional de México, y sube un video con Manifiesto Zapatista

El escritor Eduardo Galeano muestra su apoyo a la resistencia de los Mapuches en Chile

Enrique Peña Nieto, presidente de México, vuelve a exhibir incapacidades

01|19|2013

la foto (66)

Felipe Calderón, el ‘teacher’

Harvard es una institución de educación privada con 45 miembros nobel en su gremio académico y con un costo de $11,500 dólares anuales para estudiantes becados con “carencias económicas”, y hasta $52,652 para los más pudientes.

Es una escuela que oferta excelencia académica en todas sus especialidades: artes, ciencias, negocios, leyes, medicina, ingenierías…

El expresidente de México, Felipe Calderón, se autopromovió ante la cúpula de esta sociedad científica antes de dejar el cargo en Los Pinos, con la idea del exilio y el refugio lejos del desmadre social que dejó tras heredar la presidencia a Enrique Peña Nieto, de esta manera asegurar un “blindaje” político durante los próximos seis años –los ciudadanos mexicanos lo denunciaron ante La Haya por crímenes de lesa humanidad, por las consecuencias fatales de su “guerra contra las drogas”.

El periodista Sergio Aguayo y el poeta Javier Sicilia dirigieron una carta a David T. Ellwood y otros, señalando la responsabilidad de Calderón “en la tragedia humanitaria causada por esa guerra: más de 60 mil muertes, al menos 25 mil personas desaparecidas, 260 mil desplazados, 18 mil migrantes secuestrados cada año”.

El suelo mexicano es un polvorín donde el crimen organizado se ha infiltrado tanto en organismos públicos, como en las calles y zonas rurales. Muestra de ello son los levantamientos de autodefensa que han ejecutado comunidades de Michoacán, como Cherán y Urapicho; en poblados de la Costa Chica de Guerrero, y desde antes, en los Caracoles zapatistas de Chiapas; entidades marginales olvidadas todas por el Estado mexicano.

Tanto en México, como en Estados Unidos, miles de ciudadanos han firmado comunicados dirigidos a la élite de Harvard, para que recapaciten en la decisión de involucrar a Calderón en sus aulas. Aquí, al menos la campaña popular, de Eduardo Cortés Rivadeneyra, en Change.org.

Harvard, en su vocación totalitaria e imperialista, quizá necesite de Felipe Calderón, para conocer de viva voz cómo descomponer una nación, controlarla con tácticas de terror, extraer del suelo sus recursos minerales y petroleros para complacencia del extranjero, el empobrecimiento de millones, y todavía tener la capacidad para reír de ello.

Si nada cambia –que es lo más seguro–, Calderón iniciará su beca el próximo 28 de enero en el programa Global Angelopoulos de Líderes Públicos, de la Kennedy School de Harvard.

Enseguida una muestra del discurso Calderonista, en otra universidad: Stanford, cuando tuve la oportunidad de grabarlo y editar esta producción con sucesos que ocurrían por esos mismos días en México, muy distintas a las exitosas políticas ambientales que el expresidente exponía entonces a los jóvenes recién egresados de 2011.

Community Journalism

Community Journalism

SOCIETY OF PROFESSIONAL JOURNALISTS

2012 Excellence in Journalism Award | Community Journalism | Ricardo Ibarra | El Mensajero

Me vi como Julieta Venegas

Leí que la Julieta Venegas no había podido subir un video promocional de su segundo sencillo intitulado ‘Te vi’ —porque supone violaba derechos copyright—, lo cual me hizo recordar que la segunda canción que armé en computadora, por allá en 1999, la bauticé con el mismo nombre.

De seguro, ustedes mis queridos lectores, encontrarán la canción de la Julieta, pues más poperona, bailable y pegajosa y sabrosona, pero al menos, puedo decir, a mi favor, que la Venegas y yo coincidimos en un buen título para nombrar una canción: ‘Te vi’.

Aunque, claro, advierto: acá me refiero al haber visto a un ser totalitario muy parecido a un dios con múltiples formas y voces, cual rayo y trueno en medio del bosque nocturno; como una iluminación en la oscuridad, no a un banal romance chicloso en mitad de la luminosa pista de baile.

Bien, prometo mi reconocida seriedad bloguera para próximos posts.

Besos

RI